Antonio Maíllo con trabajador@s de colectivos en lucha