El área de la Mujer de IU Andalucía muestra su preocupación por las violencias que sufren las mujeres trabajadoras en los campos de fresa de Huelva

 

El Área Andaluza de la mujer de IU en el transcurso de la reunión mantenida el pasado fin de semana, aprobó manifestar públicamente su preocupación sobre las noticias publicadas por la revista alemana ‘Correctiv’ sobre las mujeres trabajadoras en los campos de fresa de Huelva, en concordancia con las iniciativas adoptadas por el grupo federal de IU en el Congreso y el grupo parlamentario andaluz de IULVCA, a fin de que lo publicado se investigue, y se le faciliten a las mujeres todos los medios necesarios para que puedan cursar las denuncias, si lo requieren o, en su defecto, los recursos para su asistencia integral.

La revista alemana ‘Correctiv’ se ha hecho eco de un reportaje realizado en los campos de fresa de Huelva y en el que se describen situaciones dramáticas de las trabajadoras procedentes de Marruecos que trabajan en dichos campos. Así, además de denunciar condiciones insalubres en los alojamientos, las mujeres trabajadoras afirman ser hostigadas, violadas, chantajeadas, agredidas físicamente o insultadas por los supervisores de los campos de fresas.

 Además, según la publicación alemana, el número de abortos es elevado en la zona y la mayoría de las mujeres que interrumpen su embarazo son trabajadoras migratorias de los campos de fresas obligadas a tener relaciones sexuales. Así, en los municipios onubenses de Palos de la Frontera y Moguer, hubo 185 abortos en 2016 de los cuales el 90% se correspondían con trabajadoras inmigrantes del campo.

En otro orden de cosas, el Pleno de Área Andaluza de la Mujer centró sus trabajos en el análisis de las movilizaciones feministas, trabajos organizativos y estatutarios para las próximas Asambleas Andaluza y Federal, así como la elaboración programática de cara a las elecciones municipales 2019.

Igualmente, una buena parte de la jornada se la llevaron los debates y propuestas de la elaboración de las Enmiendas al Proyecto de Ley de Violencia de Género de la Junta de Andalucía, ya que el Área Andaluza no comparte la mayoría de las modificaciones propuestas por el Gobierno Andaluz, sobre todo en lo referente al concepto de víctima de violencia de género, pues introduce elementos que alteran de manera inasumible el concepto mismo de violencia de género, así como por las grandes ausencias del texto propuesto, como son las distintas formas de acreditación de la violencia de género.