Argumentario "Construyendo la Banca Pública Andaluza"


Los antecedentes

En el acuerdo por Andalucía entre PSOE-A e IU, figura el compromiso de crear un grupo de trabajo parlamentario para la creación de una entidad pública financiera andaluza.

En cumplimiento de ese compromiso el Parlamento de Andalucía constituyó el grupo de trabajo para la creación de un Instituto Público de Crédito Andaluz en el primer trimestre de 2013, en el que comparecen una treintena de expertos, expertas y representantes de organizaciones económicas y sociales. 

En septiembre de 2013, IU Andalucía celebra en Málaga una jornada de trabajo abierta para diseñar colectivamente una propuesta. Asisten, entre otros, miembros de CCOO, FACUA, Unión de Consumidores de Andalucía UCA-UCE, ADICAE, ATTAC, Economía Crítica, Primavera Andaluza, militancia de IU, profesores de universidad y tres de los comparecientes en el Parlamento Andaluz. En octubre de 2013, IULV-CA presenta sus conclusiones1. El viernes 13 de diciembre de 2013, IU Andalucía y PSOE-A consiguen cerrar un acuerdo de conclusiones para el grupo de trabajo.

A pesar del nombre del Grupo de Trabajo, tanto IU Andalucía, como PSOE-A (con ciertas dificultades) concluyen en sus propuesta que un Instituto de Crédito es una herramienta insuficiente para la realidad de la estructura económica Andaluza, siendo la figura de la Banca Pública la más idónea. A partir de ese nexo común empieza a negociarse el acuerdo.

El Parlamento de Andalucía aprueba las conclusiones del Grupo de trabajo con los votos de PSOE e IU y la actual presidenta de la Junta, Susana Díaz incluye entre sus compromisos de investidura el convertir en ley las conclusiones aprobadas por el Parlamento. A partir de ese momento la creación de la banca pública según las conclusiones del grupo de trabajo, entra a formar parte del pacto de gobierno. 

IU Andalucía toma la iniciativa y vincula la aprobación del anteproyecto de ley a la aprobación de los Presupuestos de 2015, al considerar que si no se pone en marcha el proceso de creación de la banca pública antes del fin de 2015 no será posible hacerlo antes del fin de la legislatura.


El Anteproyecto de Ley

El anteproyecto de ley aprobado por el Consejo de gobierno supone:

- Cumplir con el Estatuto de Autonomía para Andalucía. Artículo 162: “los poderes públicos andaluces promoverán contribuirán al fortalecimiento del sector financiero andaluz y propiciarán su participación en los planes estratégicos de la economía”.

- Crear mediante una Ley del Parlamento de Andalucía un ente público con la forma de sociedad anónima de titularidad 100% pública. La empresa pública nace con el objetivo de ser un banco público. Para ello comenzará los trámites para dotarse de “ficha bancaria” inmediatamente tras su creación, solicitando su concesión al Banco de España.

- La “Ficha bancaria” es la autorización del Banco de España para operar como Banca.

- Tener ficha bancaria permitirá que la entidad podrá obtener financiación del Banco Central Europeo, del Banco Europeo de Inversiones, Mercado Interbancario, de la captación de ahorro privado, etc.

- La vocación de la Entidad no es coyuntural. Nace como instrumento financiero público netamente andaluz de apoyo al desarrollo económico, al empleo y como herramienta de política económica en nuestra Comunidad. Para ello:

- Según las necesidades financieras actuales de nuestra estructura socioeconómica andaluza, el ente público de crédito se especializará prioritariamente en atender las necesidades reales de las pymes andaluzas y de la economía social

- Impulsará el apoyo financiero a los sectores estratégicos para el cambio hacia un nuevo modelo productivo y la innovación en coherencia con las políticas de desarrollo estratégico de Andalucía.

- El Banco actuará como el principal instrumento de la política de crédito público dando cumplimiento a los mandatos derivados del Estatuto de Autonomía para Andalucía.

-Concentrará la gestión de los instrumentos de crédito y avales en los que participa la Junta de Andalucía, reforzándolos y mejorando su accesibilidad.

-Facilitará a las pymes andaluzas y a la economía real el acceso a todo tipo de recursos financieros públicos y privados.

-Dará asesoramiento financiero e información financiera a las pymes, a la economía social y a cualquier ciudadano que lo necesite.

Las vías de financiación del banco serán todas aquellas que estén permitidas legalmente, especialmente:

- Los presupuestos de la Junta de Andalucía.

- Los Fondos Reembolsables disponibles por la Junta de Andalucía en cada momento, así como los recursos que actualmente se destinan a otras acciones financieras cuyas funciones asuma la entidad.

- Recursos que se obtengan por convenios y otras fórmulas provenientes de la UE, el gobierno central y las distintas instituciones financieras públicas o privadas, nacionales o extranjeras.

- Emisión de títulos, siempre que el mercado permita emitirlos a un coste razonable.

- Podrá captar recursos de cualquier mercado financiero.

- Recursos procedentes de la captación de ahorro privado de clientes.

- El banco tiene que ser viable, solvente y sostenible. De sus recursos propios no podrá subsidiar y dar ayudas. En caso de existir interés público en el impulso de determinados programas, sectores, actividades o tipología empresarial, será la Administración Pública interesada quien los  financie o subsidie.

- El riesgo tiene que gestionarse bajo principios de independencia, profesionalización y experiencia, fijando criterios rígidos para garantizar la solvencia de la entidad. Tiene que ser un referente en materia de buenas prácticas y ética bancaria.

- Entre las competencias y funciones de las operaciones que ponga en marcha, se encontrarán:

- Proveer de productos y servicios financieros conforme a los principios de banca ética, transparencia y sostenibilidad de las actividades que financie.

- Gestionará los fondos reembolsables de la Junta para hacerlos más eficientes.

- Diseñar y gestionar un sistema de compensación y descuento de deudas.

- Apoyo financiero a las exportaciones e internacionalización de las Pymes andaluzas y a la captacion de inversiones productivas generadoras de empleo.


- La entidad impulsará acuerdos de colaboración con otras entidades financieras que compartan sus criterios sociales, éticos, de transparencia y de apoyo al desarrollo económico de Andalucía. Esto será muy importante en los primeros años de la entidad, ya que así se maximizará la capilaridad y alcance de la entidad con el mínimo de estructura operativa posible. Con la cooperación se pretende aumentar la incidencia de la entidad en todo el territorio Andaluz y favorecer el desarrollo y maduración de un sistema financiero propio de Andalucía.

- Características corporativas de la entidad: la presidencia será nombrada a propuesta del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. La comisión de control será nombrada por el Parlamento de Andalucía, y actuará como órgano de evaluación y control de la gestión, tendrá representación de los agentes sociales y contará con expertos y expertas de reconocida experiencia. Regirá un estricto código ético de trasparencia y participación. Estará adherida a la comisión de arbitraje. En los órganos ejecutivos tendrá que garantizarse la independencia y  profesionalización de la gestión de la entidad. Las retribuciones serán acordes con los criterios de la entidad y no tendrá vinculación al volumen de operaciones y recursos.

Se espera que una vez aprobada la ley de creación de la entidad, ésta pueda estar plenamente operativa en el plazo de un año.


Que implica la creación del ente público de crédito andaluz

- La nueva entidad no es un capricho nuestro. Es una necesidad que demanda la ciudadanía y las organizaciones que representan a la clase trabajadora, a las personas consumidoras, a la economía social y a las PYMES.

- Supone revertir la tendencia neoliberal de las últimas décadas en las que se desmontó el sector público pieza a pieza. Con esta medida se abre todo un camino en favor no sólo de la banca pública, si no de la función social de la banca y las finanzas, defiendo IU que debe ser una competencia pública y no un negocio privado.

- Tras la aprobación del anteproyecto de ley, el Pleno del Parlamento de Andalucía abordará la creación de la entidad bajo una ley.

- Ser sociedad anónima y disponer de ficha bancaria es el requisito fundamental para ser y operar como Banco. La mera posesión de ficha bancaria le habilita para poder desempeñar todas las funciones y operaciones que corresponden, según la legislación actual, a las competencias de un banco.

- La entidad pública de crédito es la semilla de la Banca Pública, el siguiente paso es la petición y concesión de la ficha bancaria. Las funciones de esta están delimitadas por los acuerdos alcanzados en el marco del pacto de gobierno.

- IU no renuncia en modo alguno a desarrollar la banca pública universal en adelante siempre que las y los andaluces así lo apoyen, expresándose ese apoyo en el voto a Izquierda Unida y a las fuerzas políticas que defienden que la gestión de los recursos económicos debe ser competencia pública y no un negocio privado.

- Hemos conseguido que la entidad sea una herramienta estratégica para la planificación, el desarrollo económico y la generación de un polo financiero en Andalucía al servicio de la ciudadanía, cumpliendo así con el Estatuto de Autonomía. Dota al gobierno de la Junta de Andalucía de una herramienta de la que carecía hasta este momento.

- No subvencionará, ni funcionará a pérdidas. Será viable y sostenible. Hay que tener en cuenta que la maduración de un Banco es a largo plazo. En el momento de su creación, estará muy limitada en sus operaciones. Tendrá que ir dotándose de tamaño, recursos, solvencia, confianza y alcance, y en función del grado de maduración podrá ir creciendo e implantando nuevas operaciones y clientes.

- En función de las necesidades a corto plazo en la economía productiva y real, y por facilidad de operatividad, la prioridad se centra en las pymes y economía social.

- Rígidos criterios de solvencia, ética en las prácticas, transparencia, participación y el rendimiento de cuentas ante el Parlamento de  Andalucía, son criterios corporativos novedosos, que son necesarios y exigidos por la ciudadanía para que las entidades financieras trasmitan confianza.

- Hay que tener en cuenta dos cuestiones. La primera es que, aunque la ley que aprobará el Parlamento andaluz crea la semilla para una banca pública, es más limitado que nuestra propuesta de trabajo final, ya que es fruto de una negociación en la que la correlación actual de fuerzas nos es desfavorable. En segundo lugar, el acuerdo no restringe el grado de desarrollo y evolución de la entidad, por lo que desde IU seguimos apostando por nuestra propuesta de trabajo final de cara al futuro.