Cortés asegura que la Ley de Participación Ciudadana es “una cáscara vacía” porque el PSOE “tiene miedo a la participación real”

IU asegura que "Andalucía pierde la oportunidad de ofrecer a los ciudadanos cauces de participación ciudadana efectivos"

La portavoz adjunta de IU Andalucía, Elena Cortés, ha catalogado como una “cáscara vacía” la Ley de Participación Ciudadana que será hoy objeto de su debate final en el Parlamento. Cortés ha recordado que IU presentó en la anterior legislatura un texto “con carácter avanzado” en cuya redacción participaron y colaboraron más de 3.000 personas, en el que se planteaban cambios en materia de participación ciudadana para que esta fuese “efectiva y real”.

Cortés ha asegurado que IU Andalucía ha presentado enmiendas a la Ley, pero ha insistido en “el miedo que el PSOE tiene a la participación ciudadana de verdad”, con cauces y métodos efectivos para que personas y colectivos puedan ejercer la participación ciudadana en los distintos espacios: desde la conformación de las políticas hasta la rendición de cuentas.  

Según Cortés, la Ley que hoy se debate en pleno deja atrás importantes propuestas planteadas en su momento por IU, como la obligatoriedad del consejo de gobierno de señalar las áreas del presupuesto destinadas al proceso de participación ciudadana o la obligatoriedad de las consejerías de la Junta de Andalucía a establecer planes operativos y efectivos de deliberación de políticas públicas. Para la portavoz adjunta de IU Andalucía, en esta ley "no existe derecho a recabar información por parte de la ciudadanía”. 

Cortés ha destacado la multitud de "consejos u órganos" que han ido naciendo "sin orden ni concierto" a lo largo de los años de monopolio del PSOE, los cuales forman parte del entramado para la participación ciudadana. La inmensa mayoría de estos órganos, según la parlamentaria de IU, “no son espacios de participación ciudadana porque ni consejeros ni consejo de gobierno tiene obligación de rendir cuentas". En este sentido, Cortés ha criticado que existen órganos consultivos de participación que "llevan años sin reunirse", por lo que IU plantea un "inventario" de los mismos para que, posterior a su evaluación, se mantengan los que sean cauces efectivos para la participación ciudadana y evitar así el teatro del PSOE de "todo para el pueblo, pero sin el pueblo".