Blog de Diego Valderas

  • Valderas aboga por remover los obstáculos para que ningún joven andaluz tenga que emigrar en busca de empleo


    El candidato de IULV-CA a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, ha abogado por "remover los obstáculos y las piedras necesarias," tal como dice el Estatuto de Autonomía, con el propósito de que ningún joven andaluz "tenga que emigrar" en busca de empleo como ya hicieron sus antepasados.

     

    En un acto público en la localidad de Arriate (Málaga), acompañado por dirigentes de IU en la provincia malagueña y arropado por más de 200 personas, Valderas ha hecho hincapié en que "Andalucía tiene más parados que Grecia y es el vagón de cola de las demás comunidades, lo que significa que algo no se ha hecho bien". En este sentido, ha apuntado que "se ha cortado la posibilidad de que los jóvenes tengan esperanzas de futuro".

     

    Valderas ha lamentado en esta línea que "hoy y día esté abierta la puerta a la emigración", por ello ha incidido en que habrá que "remover todo lo que haya que remover, las piedras y los obstáculos, para que la sociedad andaluza no tenga que volver a emigrar". Así, ha señalado que esta fuerza "no quiere que la gente más preparada tenga que emigrar por políticos ineficaces que los obligan" en una tierra que "tiene potenciales y riquezas que no tienen otras regiones".

     

    En el quinto día de campaña, el candidato de IU ha asegurado que los tiempos de "los cheques en blanco se acabaron y también los de alguien que quisiera buscar un sillón" en la política, por lo que ha apostado por por realizar "políticas para el pueblo y construir felicidad".

     

    Por todo ello y por "las políticas de recortes y contra los trabajadores que está aplicando la derecha", Valderas ha enfatizado que "no hay nada menos inteligente que un trabajador vote a una fuerza política que tome medidas contra ellos", motivo por el que ha pedido "el voto inteligente" para parar "la ola azul del PP en Despeñaperros y desplazar el rosa desteñido de San Telmo" con el fin de poner "la economía al servicio del interés general y repartir la riqueza, la detente quien la detente".

    "LOS SOCIALISTAS NO MERECEN GOBERNAR"

     

    En esta línea, ha manifestado que los socialistas, después de 32 años y "de haber tenido los caudales de confianza y de recursos más grandes de la historia en sus manos, no se merecen gobernar", dejando además "una herencia dramática por el paro, por familias que no cobran y por haber dejado que el PP gobierne en España".

     

    Por ello, a juicio del candidato de la coalición de izquierdas, "ha llegado la hora de decir basta, de decir que ya está bien y de que se puede hacer política de otra manera" porque, según ha insistido, "hay fuerzas como IU que está dispuesta a dar la alternativa a políticas contra el bipartidismo".

     

    Para Valderas, tanto el PSOE como el PP "están mintiendo de nuevo en el marco de una crisis que es una estafa". Por eso ha insistido en que "la gente de izquierda prefiere morir de pie que vivir de rodillas, defendiendo el derecho de la gente de bien, recuperando la democracia y parando la reforma laboral".

     

    El dirigente de IU ha puesto en valor "la política alternativa de IU con un modelo de desarrollo basado en la solidaridad, en la sostenibilidad y en la igualdad y con intervención pública en la economía". Por todo ello, ha insistido en que "IU puede ganar la batalla aunque sea como la de David y Goliat porque nadie tiene más razones y propuestas que una fuerza que no está hecha del paño de la traición del que están hecho otros".

  • Valderas, dispuesto a modificar el Estatuto para garantizar que "no habrá recortes" en los servicios fundamentales

    El candidato de IULV-CA a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, se ha mostrado dispuesto a modificar el Estatuto de Autonomía, si hubiera común acuerdo, para que incluya un artículo que garantice que "no habrá recortes" en los servicios fundamentales como la sanidad y sin elementos de privatización en este servicio.

     

    En declaraciones a los periodistas en la puerta del Hospital Carlos Haya de Málaga antes de mantener un encuentro con trabajadores y representantes sindicales, y acompañado por el candidato al Parlamento por Málaga, José Antonio Castro, Valderas ha hecho hincapié en llegar a un gran pacto social con el fin de que "no se dé ni un paso atrás en materia sanitaria, en materia de mantenimiento de servicios públicos esenciales ni aceptar ninguna política de recortes" y así "acabar con las discriminaciones existentes" en materias de servicios públicos, ya que, según ha insistido, aunque el candidato socialista, José Antonio Griñán, "diga que no están recortando en sanidad ni educación, sí están recortando".

     

    En esta línea, ha recordado que los presupuestos en materia de salud "han decrecido, se han recortado y hay menos dinero en gasto por habitante que lo que había años atrás", indicando además que lo peor es que "con unos profesionales tan magníficos como tienen la sanidad andaluza, se está externalizando, privatizando y concertando".

     

    Así, ha hecho hincapié en que IU "no está dispuesta a que un servicio público universal, de calidad y gratuito, como tiene que ser la salud, se empiece a privatizar para que pueda haber ante la salud ciudadanos de primera y de segunda".

     

    Por ello, ha lanzado su compromiso de garantizar los elementos de carácter de financiación, que la red de atención primaria se ultime definitivamente en estos cuatro años, que todos los centros hospitalarios que están planteados se finalicen, así como aquellos que son necesarios se lleven adelante, elementos que están incluidos en el programa de IU. Del mismo modo, se ha comprometido a fomentar una mayor información y promoción de la prevención de la salud con el fin de "hacer posible que las plantillas se incrementen y no se recorten".

     

    En este sentido, ha manifestado que ha llegado el momento de racionalizar las medicinas y que sean "más adsequibles y de menos costes para los ciudadanos, ya que tiene que haber productos que efectivamente sean gratuitos para los ciudadanos", a lo que ha añadido que "para eso hay que trabajar y alcanzar una sociedad de derechos, una sociedad que rompa las injusticias sociales".

     

    POLÍTICA DE DÉFICIT

     

    Preguntado por si va a ser capaz de llevar a cabo estos compromisos teniendo en cuenta las políticas de déficit que ha puesto encima de la mesa el Gobierno, Valderas se ha mostrado tajante al afirmar que no cree en las políticas de déficit porque es "la política de la estafa a los ciudadanos". En este sentido, ha añadido que IU ha dado otras alternativas para equilibrar los presupuestos y "el dinero se sabe donde está".

     

    Por ello, según ha insistido, un Gobierno "fuerte" como el que llevaría IU adelante "iría a por ese dinero donde está: en el fraude fiscal, en la economía sumergida o en tanto ladrón como hay suelto en España y que defraudan a Hacienda 60.000 millones anuales". Así, ha remarcado que si se tuviera acceso a esa cantidad económica "no habría ningún problema de déficit".

     

    Por otro lado, en clave provincial, el candidato al Parlamento por Málaga, José Antonio Castro, ha hecho hincapié en la necesidad de construir un tercer hospital en Málaga, así como el Chare de Mijas o el Care de Torremolinos, y en la apuesta de IU por una sanidad "pública y gratuita frente a los recortes que está promoviendo el PP".

     

    Por último, ha hecho hincapié en la apuesta de IU por la consolidación y extensión del sistema de sanidad, que pasa por la conclusión de la red de centros de salud en la provincia, con el fin de que no haya ninguna población desatendida. 

  • Valderas dice a los andaluces en el debate que hay dos caminos, el del bipartidismo y el de IU

    Anoche los andaluces tuvieron un debate único, el debate de la izquierda por la izquierda. Fue un enfrentamiento desde la ideología contra el gobierno más débil de la historia de Andalucía. La crisis económica puso contra las cuerdas a Griñán por el PSOE y le dio vida a un Diego Valderas de IU que supo aprovecharse de la ocasión.

    Griñán hablaba de una Andalucía que mejoraba en prestaciones sociales, en la que no había recortes, de problemas que venía de Europa y del Gobierno central del PP. Decía que había dos caminos, el primero es el del neoliberalismo atroz y el otro... el suyo. Un modelo que resultaba poco creíble por los continuos ataques, acertados, de Valderas. En el camino que decía representar Griñán estaban todos los valores buenos de la democracia. Se hacía el abanderado de la lucha contra la corrupción, pero le estaba poniendo continuamente en bandeja al candidato de IU. En especial, cuando dijo: "la corrupción me asquea" y poco más.


    Valderas empezó con un tono muy crítico. Él presentaba una Andalucía diferente. En su representación la comunidad aparecía a la cola en casi todos los aspectos: en sanidad (camas, hospitales, médicos,...), en educación (número de profesores, inversión por alumno, calidad de la enseñanza,...), en ley de dependencia (asistencia, inversión...).

    Griñán iba siempre un paso por detrás porque tenía que insistir en sus explicaciones e intentar convencer de que los datos macroeconómicos de los que hablaba Valderas ocultaban la realidad y no presentaban las cosas buenas. Así, cuando se veía acorralado, se ponía hablar de que los problemas vienen de Europa, de los mercados, de la derecha, que se necesitaba más izquierda, que había que introducir más a los ciudadanos en política, mayor transparencia, luchar contra la corrupción. Iba como un profesor aburrido y un tanto pedante.

    Valderas ante cada cosa que Griñán decía que estaba bien, lanzaba una pregunta directa  a Griñán. Sabía que no podría hablar de Europa y de lo malo que es el PP durante todo el debate. Así, el candidato de IU cuando empezó el segundo bloque consiguió enfadarle e introducir a Griñán en su juego. Lo consiguió y ganó introduciendo a las familias y sus problemas en el debate.

    El candidato del PSOE iba un paso por detrás durante todo el debate. Se le veía inseguro. No se esperaba que un candidato de IU estuviese a su altura y le ganase en todo. Valderas tenía un tono más seguro, gesticulaba mejor, hablaba de los temas que le interesaban a la gente, era más dinámico y siempre iba un paso por delante guiando el debate.

    Griñán, como recurso, sacó a su particular niña de Rajoy cuando dijo que su hijo estaba en paro. No le funcionó a Rajoy en su momento y no le funcionó a Griñán ayer.

    Mientras Valderas pasó horas y horas preparando el debate y canceló actos. Griñán lo infravaloró como no iba Arenas y se le notó. Estaba inseguro, alejado de la realidad, hablando siempre de lo mismo, presentando una Andalucía idealizada e irreal.

    Griñán acosado por los ataques intentó hacer uno, pero falló. Intentó sacar la pinza, pero rápidamente fue atacado por Valderas: "Mírese primero antes de atacar, ustedes están pactando en el País Vasco con el PP", entre otros lugares. No volvió a intentar ningún ataque, sólo a intentar corregir a Valderas e intentar restar peso a los datos de su oponente.

    No se puede ir de ganador a un debate porque tu principal rival (Javier Arenas) no esté. Ayer Griñán lo pagó caro por ir así. Le salió un rival muy fuerte que no sólo estuvo a su altura, sino que le ganó. Griñán cometió muchos fallos, pero el principal fue hablar de dos caminos, uno bueno y uno malo. El bueno parecía ser todo lo que había hecho en los últimos años, el otro parecía ser todo lo que le hubiera gustado hacer, lo que le restó toda la credibilidad que pudiera haber tenido con otro planteamiento.