IU Andalucía se sitúa a la ofensiva: "Hablar con todo lo que se mueva a la izquierda del PSOE"

Maíllo anuncia que la dirección andaluza arranca una agenda de trabajo con colectivos sociales, sindicales, económicos y políticos de Andalucía


La Coordinadora andaluza aprueba el informe político expuesto por Antonio Maíllo con todos los votos a favor salvo cinco abstenciones

La Comisión Coordinadora de IU Andalucía, máximo órgano de coordinación de la formación entre Asambleas, ha aprobado en la mañana de hoy, en su segunda reunión plenaria, su Plan de Acción para el ejercicio 2018, "una ofensiva para trabajar" en los próximos meses "con todo lo que se mueva a la izquierda del PSOE". Según ha expresado el coordinador de IU Andalucía, Antonio Maíllo, en la exposición de su informe político, aprobado con todos los votos a favor salvo cinco abstenciones, IU Andalucía tiene "por delante un reto de enorme importancia: canalizar el sincero deseo de las clases populares a las que nos dirigimos y que siguen soñando y creyendo que hay alternativa".

El coordinador general de IU Andalucía ha anunciado que a partir del lunes 22 la dirección andaluza iniciará un calendario intenso de encuentros con organizaciones políticas, sindicales, de la economía social, consumidores, sectoriales, así como plataformas diversas a quienes queremos "exponer nuestra propuesta política de cambio, ponernos a su disposición para construir con quienes así lo quieran un gran espacio de encuentro, convergencia y unidad necesaria para decir que en Andalucía es posible otra política, otra forma de hacer política y otro modelo económico y social que mejore las condiciones de vida de la mayoría social".

En su intervención inicial, Maíllo ha hecho un llamamiento "a las direcciones políticas, órganos de coordinación, militantes y simpatizantes a ponernos a trabajar por este objetivo al servicio de la mayoría, a combinar la intervención social, el activismo y el trabajo institucional para construir la unidad popular anhelada".

Maíllo, durante la exposición del informe político, ha apuntado la importancia de "varios hitos de movilización que revelan las prioridades de trabajo político en Andalucía": el 28 F, el cual espera constituya la "reivindicación del poder andaluz y un ejemplo de espacios naturales de confluencia de las víctimas de la crisis"; el 8 de marzo, "que se tiñe de rojo movilizador y de huelga por la igualdad"; el 14 de abril, Día de la República, dada la apuesta republicana definida e irrenunciable de IU y que persigue "una salida de la crisis con políticas que rompan con el modelo neoliberal que ha desmantelado la sociedad"; y el primero de mayo, "con una ambición por acumular fuerzas entre el movimiento obrero al que debemos atraer en el proyecto de cambio para Andalucía". Además, Maíllo ha recordado que "previamente a este hilo de movilización, donde IU va a poner todos sus recursos y esfuerzos para que sean un éxito, celebraremos el próximo 10 de febrero las Jornadas andaluzas de las Asambleas locales de IU Andalucía, de gran importancia para definir la hoja de ruta de la estrategia marcada por la XXI Asamblea andaluza".

Para Maíllo, "en Andalucía toca tomar la iniciativa y situarnos a la ofensiva en el trabajo político, de intervención social y práctica institucional", ya que la Andalucía de 2018 empieza con "una desigualdad creciente en la percepción de la supuesta salida de la crisis: a los datos macroeconómicos y cuantitativos de comportamiento en el sector turístico se contrapone la profunda precariedad que lo sostiene, empobrecimiento de las trabajadoras y trabajadores hosteleros, además de la alarma sobre la insostenibilidad de un modelo que se alimenta solo a base de crecimiento cuantitativo saturador de las ciudades y acumulativo solo para unos pocos, en una burbuja turística que puede estallar si no se evita".