IU apuesta por "impulsar espacios comunes" para elaborar un programa alternativo para sacar a Andalucía de la precariedad

A lo largo de los próximos meses convocará a sus redes de activistas jóvenes, de mujeres y pensionistas

El coordinador de la Dirección Colegiada de IU Andalucía, Ernesto Alba, ha señalado en la mañana de hoy que tras la reunión de la Coordinadora Andaluza de IU, la organización tratará de mantener la tensión movilizadora de reivindicación de derechos para, a partir del impulso de espacios comunes, elaborar “propuestas concretas y una base programática como alternativa para Andalucía”.

Alba, que ha explicado hoy las conclusiones extraídas del Pleno de la Comisión Coordinadora, que tuvo lugar el pasado sábado, ha destacado que IU convocará con este propósito sus redes de activistas de juventud, feminismo y pensiones, con el objetivo de “afrontar los  próximos meses desde la movilización y desde la construcción de la unidad popular, participando activamente en los conflictos que reivindican los derechos de los andaluces contra la precariedad”. En este sentido, Alba ha apuntado que "la crisis territorial" de España era un "hueso al que se agarró el PP y no le interesaba soltar" y al que “feministas y pensionistas han dado la vuelta, centrando en la precariedad el debate político".

Para el coordinador de la Dirección Colegiada, IU ha trazado ya la hoja de ruta para que “estas movilizaciones nos conduzcan a la confluencia construida desde abajo y se materialice en un bloque alternativo”. Según Alba, IU ha constatado la necesidad de “la unidad” para contrarrestar esta Andalucía con 3.5000.000 de personas en riesgo de exclusión  social y un millón de parados.

Alba ha señalado el próximo 14 de abril, Día de la República, como el compromiso más inmediato de IU, para “hablar de un nuevo país que haga frente a la actual situación de crisis económica y política y como alternativa al actual modelo monárquico”. Además, ha declarado que “IU estará muy presente en la movilización unitaria que tendrá lugar en Andalucía el 1 de mayo, denunciando la precariedad vital que viven los andaluces y las andaluzas”.