IU apunta varios avances en la modificación de la Ley andaluza Contra la Violencia de Género y advierte de la incapacidad de desarrollarla sin memoria económica

Se abstiene por la ausencia de dotación presupuestaria que permita llevarla a cabo

La portavoz adjunta del grupo parlamentario de IU Andalucía, Elena Cortés, ha subrayado en la tarde de hoy los "avances" que recoge la modificación de la Ley andaluza Contra la Violencia de Género aprobada en la tarde de hoy por el Parlamento andaluz, si bien ha advertido que dicha modificación tiene “un problema capital” por la ausencia de memoria económica. Para Cortés, "la sociedad y el movimiento feminista están muy maduras como para tragarse que todo lo que implica la nueva ley lo vamos a poner en marcha, en el tiempo debido, con los mismos recursos".

Según la portavoz en materia de igualdad del grupo parlamentario, esta ley “sólo es vanguardia en una cosa: no tiene memoria económica”. En este sentido, Cortés ha subrayado que su dotación económica está por debajo del Pacto de Estado y de las de otras comunidades autónomas.

Cortés, que ha sido la encargada en la tarde de hoy de defender la posición de IU en el debate durante la sesión plenaria, ha saludado los avances relativos a la "ampliación de la tipología y los modos de la violencia de género", pero ha lamentado que "tal cual salimos a decir a la calle el 16 de mayo, en aquel caso con el Pacto de Estado, compromiso es igual a presupuesto", lo cual ha motivado la abstención del grupo parlamentario de IU.

La portavoz en materia de igualdad del grupo de IU ha indicado que "las leyes necesitan memorias económicas detalladas que indiquen cómo van a desarrollarse" y ha declarado que "no estamos ante un cambio integral de la ley, por voluntad del Gobierno, que suponga una ley de erradicación y de protección de las violencias que se ejercen contra las mujeres", ya que no se concretan medidas "proteger a las mujeres de estas violencias".

Cortés ha subrayado las mejoras que ha tenido esta modificación durante su trámite parlamentario y ha saludado la consideración como violencia de género de "cualquier acto de violencia basada en el género, que implique o pueda implicar para la mujeres perjuicios, sufrimientos de naturaleza física, síquica, sexual o económica, amenazas de realizar estos actos, la coerción o las privaciones arbitrarias de su libertad, tanto en su vida pública como privada".

Sin embargo, la parlamentaria de IU ha incidido en la imposibilidad de que “con los 360.000 euros destinados a la protección integral actualmente” sean suficientes si la ley amplia la protección a las mujeres en situación de violencia de género contemplando el abuso y acoso sexual, el acoso por razón de sexo, la violencia en la pareja o expareja, la violencia contra los derechos sexuales y reproductivos, la trata de mujeres y niñas, la explotación sexual de mujeres, la mutilación genital, el matrimonio precoz o forzado, las violencias originadas por las tradiciones culturales, la derivada de los conflictos armados o la ciberviolencia.