IU cree que los datos de la EAPN sobre pobreza en Andalucía son la “verdadera enmienda” a los presupuestos de Susana Díaz

Maíllo pide que no se toque la capacidad tributaria de la Comunidad y que se ponga en marcha la Renta Básica Universal

El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha asegurado que los datos ofrecidos hoy por la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social EAPN), en vísperas del día por la erradicación de la pobreza, suponen la “verdadera enmienda” a la totalidad de los presupuestos de Susana Díaz y de su política de agujereo fiscal.

En una nota de prensa, Antonio Maíllo ha saludado que nuevamente la EAPN ponga sobre la mesa este informe que “año a año nos dibuja esa Andalucía que no existe para Susana Díaz”, la Andalucía con un 32,3 por ciento de pobres y con un 41,7 por ciento en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que supone 13,8 puntos porcentuales por encima de la media nacional.

“Pese la supuesta recuperación económica que cacarean Susana Díaz y Mariano Rajoy al unísono, las cifras nos dicen que el 78,1 por ciento de la población andaluza no llega a final de mes y que una de cada cuatro personas lo hace con mucha dificultad”, ha dicho Maíllo que señala que “tener trabajo en Andalucía no significa vivir bien”.

Pese a estos datos y pese a presentarse para Andalucía un presupuesto expansivo, ha apuntado Maíllo, “vemos como Susana Díaz y el PSOE andaluz siguen sin mirar a los ojos a esta realidad”. El coordinador general de IU Andalucía ha apuntado que en las cuentas el gobierno andaluz presenta al Parlamento, “aparece una renta mínima de inserción social con el mismo presupuesto que veníamos desarrollando para el salario mínimo de solidaridad”.

Esto lleva a IU a sospechar que “en realidad solo se trata de un cambio de nombre” y que en lugar de contemplar seis mensualidades, plantean que se reciba por un año para reducir a la mitad los beneficiarios o reducir a la mitad la cantidad por beneficiario. “Haciendo las cuentas, no nos cuadra”, sostiene Maíllo.

Todo ello, apunta, “con un Gobierno andaluz que capa la capacidad de ingresos de nuestra comunidad, renunciado a cobrar impuestos a los ricos y dejando exentos de impuestos a los herederos de un millón de euros”.

“Esa decisión y otras similares de agujereo fiscal, nos llevan a perder más de 700 millones de euros de ingresos propios; 700 millones de euros que bien podrían servir para poner en marcha una verdadera renta básica universal en Andalucía”, ha concluido.