IU defiende 29 enmiendas para “concretar” la Ley de Sistema Sanitario andaluz y apuesta por un modelo integral de salud

Nieto: “La Ley atiende a cómo curar a las personas, queda pendiente la Ley para evitar que enfermen”

El portavoz parlamentario de IU Andalucía, Antonio Maíllo, junto a la portavoz en materia de Salud, Inmaculada Nieto, han presentado esta mañana en rueda de prensa las enmiendas registradas a la Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario andaluz. Maíllo, que ha criticado la "tardanza" en el proceso legislativo desde que en junio de 2015 se aprobara el anteproyecto en Consejo de Gobierno, ha tachado de “inconcreta” una Ley que el gobierno andaluz presentó "remarcando su carácter de texto que blindaba los derechos de las personas usuarias y la financiación del sistema en su conjunto".

Para IU, el Proyecto de Ley que culmina´ra en breve su tramitación parlamentaria "rebaja esas expectativas", dado que el articulado presenta "un alto grado de inconcreción" que elude compromisos concretos en todas las materias que aborda, especialmente en lo que se refiere a "planificación de recursos materiales y humanos, participación efectiva y evaluación de resultados". Esa indeterminación de los contenidos -informa Maíllo-  se puso de manifiesto en la ronda de comparecencias realizadas ante la Comisión de Salud por más de treinta colectivos, asociaciones de usuarios y consumidores, agentes económicos, sociales y personas autorizadas del ámbito académico y sanitario.

La práctica totalidad de las entidades comparecientes han solicitado "modificaciones al texto así como han hecho referencias reiteradas a la necesidad de actualizar la ley 2/1998, de 15 de junio, de Salud de Andalucía, algo que la ley en tramitación sólo aborda de manera tangencial". Maíllo ha señalado que con las aportaciones del tejido social y el trabajo colectivo del Grupo de Salud de Izquierda Unida, se han registrado un total de 29 enmiendas al proyecto de ley, agrupadas en tres apartados: un único sistema sanitario público y universal, un sistema participativo que vincula la toma de decisiones a la evaluación social y profesional de los resultados y en tercer lugar, un sistema que apuesta por la Atención Primaria como eje básico de la asistencia sanitaria personalizada y de calidad.

Por su parte, Inmaculada Nieto ha considerado que esta Ley “atiende a cómo curar a las personas”, pero “queda pendiente la Ley para evitar que enfermen” y por ello considera que esta Ley es "la antesala del abordaje de una nueva Ley Integral de Salud para Andalucía, verdadera asignatura pendiente para dar un giro total a la política pública de salud de la que el SAS es sólo una parte".

En cualquier caso, esta ley puede ser una "herramienta jurídica muy válida", ha señalado la diputada, que mejore el Sistema de Salud andaluz sobre todo para las personas "ya usuarias del sistema aquejadas de alguna patología" siempre y cuando se atienda a “dar homogeneidad”, -explica Nieto- al Sistema Sanitario Andaluz (SAS), integrando de manera paulatina y bajo las mismas fórmulas jurídicas "el disperso mapa actual de empresas públicas, agencias, fundaciones  demás entes vinculados directa o indirectamente a la sanidad en Andalucía".

De otro lado, la diputada de IU ha explicado que su formación pretende “recuperar el modelo de complementariedad para garantizar la titularidad pública del SAS y de la gestión del mismo, haciendo valer el carácter absolutamente extraordinario y complementario de los conciertos sanitarios para frenar el frecuente recurso a la sanidad privada que se viene consolidando en los últimos años” así como “reforzar la interlocución social actualizando los órganos de participación y el papel en los mismos de las personas usuarias, junto a la representación sindical y asociativa tradicional y ya consolidada”.

También añade en sus enmiendas la intención de “incorporar medidas efectivas de evaluación de los programas y estrategias parciales, así como de la planificación general de la actividad del SAS, ajustando las previsiones presupuestarias y sus prioridades a la obtención de los objetivos previstos en la misma”.

Como tercer apartado fundamental, la portavoz en materia sanidad se ha referido a la apuesta por la Atención Primaria "como eje básico de la asistencia sanitaria personalizada y de calidad" así como al objetivo de IU de “eorientar la aplicación de los recursos para equilibrar la distribución de los mismos conforme a los retos sociales, económicos y sanitarios del sistema”.

Para IU Andalucía, la atención primaria, como puerta de entrada al SAS, “debe pertrecharse adecuadamente para responder a las necesidades de una población más mayor, con patologías múltiples y crónicas y con un número creciente de personas que precisan asistencia y cuyo deterioro de la salud encuentra condicionantes directamente relacionados con el deterioro generalizado de las condiciones de vida y de trabajo”.

"El reto futuro es cambiar el paradigma, poniendo en pie una acción decidida y transversal orientada a la salud y por tanto, al reforzamiento de la calidad de vida en sentido amplio", señala Nieto. "Vamos a esforzarnos en la ponencia para que esta Ley culmine en una actualización del SAS y de la política asistencial destinada a curar a las personas, pero la tarea es corregir en la medida de lo posible los condicionantes que hacen que las personas enfermen, se deterioren sus condiciones de vida y disminuyan sus opciones de desarrollar su proyecto vital en un entorno que contribuya a su salud en todos los sentidos", ha concluido.