IU exige a la Junta ayuda ante la llamada “urgente y desesperada” del municipio de Campillos por la falta de agua

Más de 200 vecinos afectados se han desplazado hasta la puerta del Parlamento para clamar por el “derecho humano al agua”

IU Andalucía ha exigido a la Junta de Andalucía que ayude y actúe de inmediato ante el llamado “urgente y desesperado” del municipio de Campillos, que desde hace mucho días no cuenta con suministro de agua.

En una pregunta en sesión de control al consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, el portavoz de Medio Ambiente de IU en el Parlamento andaluz, José Antonio Castro, ha dicho que Campillos es el “único” pueblo de Andalucía que no tiene acceso a un derecho humano “reconocido por las Naciones Unidas”, como lo es el agua. Castro ha expresado que “no hay derecho” a que en pleno siglo XXI se den “este tipo de situaciones” en un municipio donde conviven más de 8 mil personas.

La pregunta del parlamentario de IU Andalucía ha sido seguida desde la tribuna de la Cámara por el alcalde de Campillos, Francisco Guerrero Cuadrado, que ha estado acompañado por miembros del Consistorio, por el portavoz de IU en la Diputación de Málaga, Guzmán Ahumada, y también por varios vecinos del municipio. En referencia a ellos, Castro se ha dirigido a Fiscal expresándole que “simplemente viene a solicitar ayuda y colaboración” y a buscar una solución lo “más rápida posible” para “este sinvivir y esta situación que nadie entiende”.

El momento más tenso de la pregunta al consejero ha llegado cuando un vecino de Campillos le ha increpado a Fiscal el desabastecimiento del municipio, gritándole en varias ocasiones “¡queremos agua, agua para beber, para beber!”, hasta que los servicios de la Cámara le han desalojado de la misma. Sin embargo, las protestas no quedaron solo allí, ya que más de 200 vecinos del municipio malagueño se encontraban en la puerta del Parlamento de Andalucía clamando por el “derecho humano al agua”.

Cabe destacar que las soluciones que ha expuesto Fiscal ante el problema que vive Campillos, han sido tres: uno a largo plazo, que contempla el trasvase al pantano de Iznájar y que no estaría listo hasta el año 2023; otro a medio plazo, que consistiría en que el municipio solicitara la aprobación de un canon de mejora local de infraestructura para  arreglar la tubería y para, según Fiscal, “cofinanciar” esta actuación, aunque la financiación correría a cargo de la ciudadanía de Campillos y además tardaría un año y media en llevarse a cabo de forma completa esos arreglos; y otra a corto plazo y que según Fiscal “está ahora mismo en marcha”, que se basa en realizar obras para la instalación de un bypass en la tubería por la que transcurre el agua. Sin embargo esta última solución la está llevando a cabo el Ayuntamiento de Campillos con la financiación de vecinos y vecinas.

Por último, Castro ha recordado a Fiscal que en base a la directiva europea 2003/18/CE y a la PNL, que se aprobó en el Parlamento y que insta a la Junta a eliminar y sustituir todas las tuberías de fibrocemento, el gobierno andaluz debe sentarse lo “más inmediatamente posible” con la Diputación de Málaga, que es la institución que puede iniciar “las obras de urgencia”. “El agua de boca para los campilleros y las campilleras, que son andaluces y andaluzas, hay que solucionarlo ya”, ha concluido.