IU exige que comparezca el presidente del CSIC para que detalle el “riesgo sísmico y de contaminación” en Doñana

Eva García Sempere denuncia que Emilio Lora se desmarcara del informe emitido a petición del Defensor del Pueblo andaluz 

La diputada andaluza de Izquierda Unida, Eva García Sempere, ha registrado la petición de comparecencia urgente del presidente de la agencia estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora Tamayo, en relación al polémico proyecto gasístico en Doñana.

García Sempere quiere que el responsable del máximo organismo público científico y de investigación del país explique en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso todos los datos de que disponga en relación a ese “proyecto de gaseoducto de Doñana, sobre el riesgo sísmico que puede suponer la ejecución total o parcial del proyecto y sobre el riesgo de contaminación o afecciones graves al acuífero de Doñana”, la mayor reserva de la biodiversidad en Europa.

La parlamentaria de IU por Málaga, encuadrada en el Grupo Confederal de Unidos Podemos, considera “muy importante que el presidente del CSIC se explique y que podamos preguntarle en sede parlamentaria, mucho más ante las sucesivas polémicas que ha protagonizado al frente del organismo científico en relación a este delicado asunto”.

Recuerda que “ante las reiteradas exigencias de asociaciones, grupos ecologistas, sindicatos como CC.OO y formaciones políticas, entre ellas IU, para que el CSIC tomara cartas en el asunto y se implicara en la protección de este patrimonio natural, la respuesta ha oscilado entre la completa falta de iniciativa o el entorpecimiento al trabajo que realizan otros representantes de la comunidad científica”.

García Sempere denuncia especialmente el hecho de que, tal y como han informado distintos medios, “Lora enviara una carta para dar explicaciones a la multinacional Gas Natural, responsable del proyecto de almacenamiento de gas en el subsuelo de Doñana, y se desmarcara del informe emitido a petición del Defensor del Pueblo andaluz por el organismo que preside”.

El citado informe, que no cita a sus autores, es contundente en contra del proyecto de Gas Natural al señalar, entre otras cuestiones, que ‘debido a que los cuatro proyectos actúan sobre el mismo acuífero y el mismo sistema de placas y fallas, consideramos que el riesgo sísmico que representa este proyecto es suficiente para, aplicando el principio de precaución, detener su aprobación y ejecución hasta que el proyecto conjunto (incluyendo los cuatro subproyectos en que se subdividió) sea valorado adecuadamente por un equipo científico independiente y multidisciplinar, tal como se ha procedido en el pasado con otros proyectos o problemas que podían afectar a la conservación de Doñana, por ejemplo las actuaciones tras el vertido tóxico de Aznalcóllar o el estudio realizado sobre los impactos esperados del dragado del Guadalquivir”.

Eva García Sempere valora que “quizás algunas personas o algunos partidos vean normal que el máximo responsable de un organismo científico público escriba cartas a multinacionales implicadas en multimillonarios y peligrosos proyectos, nosotras no lo hacemos”.

Para la diputada, “esperamos a oír las explicaciones que dé el presidente del CSIC para comprobar de primera mano si su labor está más cerca de una imprescindible independencia científica o de los argumentos de quien depende su nombramiento, en este caso, del ministro de Economía, Luis de Guindos”.