IU a la ofensiva para defender lo público frente a los intentos de privatización de Rajoy

Maíllo destaca la Ley de protección de consumidores de productos hipotecarios y la inminente Ley para garantizar la función social de la vivienda, y sitúa tres objetivos: banca pública, banco público de tierras e impuesto a las grandes superficies comerciales.

IU defenderá el modelo público y las políticas de empleo en el debate de los Presupuestos de la Junta para 2014.

El coordinador general de IU Andalucíaha abordado las que están siendo las prioridades de IU en la Junta en el curso político recién estrenado en una rueda de prensa celebrada en Cádiz. En primer lugar, Maíllo ha destacado que con la ley de garantía hipotecaria, cuyo anteproyecto fue aprobado el martes por el Consejo de Gobierno y con la ley de Vivienda, que será tramitada por el Parlamento el próximo día 25, “la Junta no se posiciona en la neutralidad, si no claramente a favor del pueblo trabajador y frente a los abusos de los bancos”.

Maíllo ha situado la creación de una banca pública y de un banco público de tierras como “prioridades” de IU para el curso que comienza. Sobre la banca pública Maíllo ha defendido que debe servir para facilitar el crédito a pequeñas empresas, autónomos y a la economía social, y para comenzar a construir un nuevo modelo económico. Maíllo ha recordado que la banca privada, “a la que se le ha limpiado su basura con dinero de todas y todos”, está negando el crédito a la pequeña y mediana empresa. “El FROB reconoce que no va a recuperar 36 mil millones de euros. Es un escándalo Estamos hablando de 1,2 veces el presupuesto de la Junta de Andalucía”, ha enfatizado Maíllo.

El coordinador andaluz ha explicado que el banco público de tierras permitiría poner las fincas de la Junta de Andalucía en disposición de los Ayuntamientos, mediante el establecimiento de convenios, para su explotación y la creación de tejido productivo para  la transformación del producto agrícola y su distribución. “No podemos esperar más”. Maíllo se ha referido a las fincas de la provincia de Cádiz, Majarambú y La Almoraima, está última en riesgo de privatización por el gobierno central.

Hacía unos presupuestos de ofensiva contra la privatización

“El gobierno de Rajoy quiere privatizar hasta el aire, y desde Andalucía decimos que no estamos dispuesto, y no vamos a privatizar ni la sanidad, ni la educación ni los servicios sociales, aunque intenten llevarnos a ese camino con los recortes a las transferencias del Estado a la Junta de Andalucía”, ha sentenciada Maíllo, exponiendo la línea que seguirá IU durante el debate de los presupuestos de la Junta para 2014. Maíllo recuerda que no sabremos la cuantía de estas transferencias hasta que se hagan públicos los Presupuestos Generales del Estado a final de septiembre.

El coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, ha dejado claro que IU "no plantea un debate de impuestos sí o no" en el marco del debate de los Presupuestos, sino que lo que propone es "introducir tasas vinculadas al desarrollo económico de nuestra tierra, de transferencia de plusvalías de los que más tienen en favor de los que más lo necesitan", en referencia a la propuesta de creación de un impuesto a las grandes superficies comerciales.

Maíllo recuerda que las grandes superficies comerciales "reciben plusvalías e ingresos del consumo de los andaluces y creemos que debe haber una parte que se quede para los andaluces". En este sentido, abunda que "no se trata de recaudar por recaudar más", sino para que haya una transferencia destinada a la "promoción, ayuda y potenciación del pequeño comercio, que es, además, el que más empleo genera en Andalucía en términos absolutos en este sentido".

En este sentido, cree necesario "romper la perversión de un debate político" que atribuye al Gobierno de la nación y que "sólo se ha centrado hasta ahora en la obsesión por el control del gasto y los recortes". Por contra, IU entiende que "si queremos salir de la crisis es necesario el debate de ingresos", también para "mantener los derechos y aguantar, al menos, el modelo de Estado que tenemos".