IU pide a Susana Díaz que “no dilapide” el acuerdo de financiación tratando de “patrimonializarlo”

Maíllo asegura que “más allá del encuentro con Rajoy”, debe ser el presidente del Parlamento quien busque apoyos al mismo

El portavoz parlamentario de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha pedido hoy a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que “no intente patrimonializar con carácter electoralista o partidista lo que es patrimonio del Parlamento Andaluz y uno de los hitos más importantes de la actual legislatura”. Maíllo ha indicado que “independientemente de que sea a Susana Díaz a quien le toque hablar con Raíz la semana que viene”, debe ser el presidente del Parlamento el que “afronte y defienda ante organizaciones de toda naturaleza un acuerdo que ha sido afrontado desde el Parlamento de Andalucía por todos los grupos –salvo Cs-“.

En rueda de prensa, Maíllo ha recordado que “desde el primer momento IU le ha dado suma importancia al acuerdo en esta materia, porque nos parecía uno de los grandes hitos de esta legislatura, y por eso planteamos que el debate se tenía que trasladar de San Telmo y de reuniones radiales al Parlamento”. En este sentido, el portavoz parlamentario ha indicado que “IU cuando se abordó el grupo de trabajo dijo que lo mejor que podía ocurrir es que hubiera un acuerdo y ese acuerdo, además, ha sido un buen acuerdo, por lo que se ha acumulado un patrimonio por el Parlamento de Andalucía que no queremos que Susana Díaz dilapide”.

El portavoz parlamentario de IU ha declarado que “es importante que tengamos el máximo respaldo posible, de fuerzas parlamentarias, organizaciones sociales, económicas y de toda naturaleza, pero también estaría bien que la presidenta de la Junta no intente patrimonializar con carácter electoralista o partidista lo que es un patrimonio del Parlamento y uno de los hitos más positivos de la actual legislatura”. Para Maíllo, este se trata de un acuerdo “con elevada perspectiva política, con convicción respecto a lo que es un modelo de financiación al que pueden adherirse otras comunidades autónomas y que rompe el dilema perverso de debate entre territorios”, por lo que lo “único” que pide a Susana Díaz es que “no dilapide y personalice ese patrimonio”.