IU quiere “agotar todas las vías” antes de la votación de la Ley de Servicios Sociales para evitar su privatización

Cortés: "El sistema de servicios sociales tiene que ser público sin ánimo de lucro y con gestión directa de manera preferente".

Antonio Maíllo, portavoz parlamentario IU ha informado en rueda de prensa que la voluntad de su grupo parlamentario en cuanto al debate final de la Ley de Servicios Sociales de Andalucía "es agotar hasta el final la posibilidad de llegar acuerdos porque no podemos apoyar esta ley que abre la puerta a la privatización de los servicios sociales". "El PSOE renuncia , con apoyo de PP y Cs, a la gestión directa y pública de los servicios sociales y esta decisión - explica Maíllo- conlleva renunciar al empleo de calidad, en un sector muy feminizado". 

El portavoz de IU Andalucía ha reiterado que la actual ley del PSOE no establece procesos de participación ciudadana, ni evaluación ni control social de las políticas públicas. Además niega la participación del Consejo Andaluz de Servicios Sociales. La ley, tal y como está, "no garantiza recursos económicos suficientes para atender las necesidades reales de una Andalucía con unas tasas muy elevadas de empobrecimiento".

En opinión de IULV-CA la ley a debate hoy en pleno "permite herramientas opacas como el patrocinio, el mecenazgo y el partenariado para la financiación de programas y/o servicios". 

Por su parte, la parlamentaria Elena Cortés ha recordado el debate parlamentario de hoy en el Congreso de los Diputados en el que, tal y como confirmó Alberto Garzón, "se va aprobar el techo de gasto más bajo de la historia" y ello -critica IU- afecta directamente a la financiación de los servicios públicos. Desde IU entendemos que el sistema de servicios sociales tiene que ser público con gestión directa de manera preferente".

La diputada de IU critica que el PSOE-A mantenga en el texto "la entrada al ánimo de lucro en la prestación de servicios sociales cuando, todas las entidades que han colaborado en su redacción, excepto la CEA, negaban este hecho" y según señala Cortés, defienden al igual que IU la preferencia de la gestión directa y pública “porque necesitamos un sistema público integrado que responda a los derechos recogidos en nuestro Estatuto de Autonomía y que combata la desigualdad estructural que se ha instalado en España con las diferentes reformas legales”.

Elena Cortés ha agradecido la colaboración de todos los colectivos que han participado en la elaboración de la ley centrándose en tres elementos fundamentales: primero, todas las personas con vecindad administrativa podrán ser titulares de los derechos de la ley, “algo que ha mejorado”. En segundo lugar, la coordinación con otros sistemas de protección social (educación, empleo, justicia, salud) y tercero, la perspectiva de la ley deja de ser asistencial para tener una visión más integral para "prevenir, combatir las situaciones de pobreza y desigualdad con las que cuenta Andalucía de forma escandalosa".

"Insistiremos desde IU Andalucía hasta el final en evitar la entrada a las privatizaciones y ánimo de lucro” porque "no queremos volver a ver contratas que explotan a sus trabajadores para luego despedirlos por tanto, desde el parlamento tenemos que aprobar una ley que no permita la precariedad, la temporalidad y los bajos salarios en los servicios sociales donde la feminización es muy elevada", enfatizó Cortés.

IU establece la necesidad de elaborar el Mapa de Servicios Sociales, que recoja el conjunto de infraestructuras, programas y servicios que tiene y deberá tener Andalucía para garantizar los servicios sociales, un Catálogo de Servicios Sociales, que defina las prestaciones sociales garantizadas y condicionadas, quien las materializa y las gestiona y al Modelo de Red, con la definición del sistema, modelo de centros y atención de las nuevas demandas.