IU rechaza las cuentas de la Junta: “comete los mismos errores en una Andalucía más precaria y con más pobreza”

Maíllo: “La realidad impugna la política presupuestaria de la Junta” 

El coordinador general y portavoz de IU en el Parlamento andaluz, Antonio Maíllo ha sostenido el rechazo de IU a los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2017 porque “cometen los mismos errores del presupuesto anterior en una Andalucía que cada vez es más precaria y que sostiene mayor nivel de pobreza y exclusión social”. 

En su intervención durante el debate de totalidad del Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2017, Antonio Maíllo ha defendido que la realidad social y laboral de la comunidad así como las cifras de paro impugnan la política presupuestaria del gobierno autonómico. “Un plan económico -que para el coordinador de IU Andalucía- supone la derechización de la política del Gobierno andaluz”.

Para Maíllo, los presupuestos presentados por la Junta “están cargados de un alto grado de incertidumbre” ya que se trata de los primeros presupuestos que llegan al Parlamento sin conocerse previamente los Presupuestos Generales del Estado. Asimismo ha recordado que también se desconocen las entregas a cuentas y los efectos de los recortes de más de 5.500 millones que euros que impondrá Bruselas y que por tanto hacen de las cuentas “algo provisional”.

Por otro lado, Maíllo ha acusado a la Junta de Andalucía de mantener congeladas las partidas presupuestarias que son de obligado de cumplimiento, aquellas que son transferidas a otras administraciones como la PATRICA (Participación de los Ayuntamientos en los Tributos de la Comunidad Autónoma), que afectan directamente a la financiación de los ayuntamientos; las transferencias a las universidades y el Ingreso Mínimo de Solidaridad, destinado a aquellas personas que están en mayor riesgo de exclusión social.

El portavoz de IU Andalucía también ha criticado que los presupuestos renuncian a los ingresos propios que afectan al sostenimiento de los servicios públicos y ha tachado de incoherente que la Junta de Andalucía reclame al Gobierno de España una mayor financiación cuando renuncia a 400 millones de euros mediante la bajada de los impuestos indirectos.

Por último, Antonio Maíllo ha reseñado que con estos presupuestos, “la Junta de Andalucía renuncia igualmente a la bajada del millón de personas en paro”, a la vez que ha criticado la ausencia de referencias a la necesidad de un empleo estable y a la lucha contra la precariedad laboral. En este sentido, Maíllo ha destacado que uno de los principales sectores de la comunidad, el turismo, es a su vez uno de los sectores en el que los empleados sufren un mayor nivel de explotación y precarización laboral.

Maíllo ha concluido su intervención señalando que: “Nos preocupa que esté surgiendo una generación de jóvenes que ya no conocen que antes de la crisis tenían unos derechos laborales garantizados” y que “trabajadoras del telemarketing o de la limpieza de hoteles tengan que complementar su nómina con ibuprofeno para el dolor o Lorazepam para el estrés”.