IU se muestra favorable en Bruselas a la subasta pública de medicamentos en Andalucía

Vallina recuerda al PP que “no hay escasez” y sí “pensionistas que no pueden pagar sus medicinas”

 

La eurodiputada de Izquierda Unida Ángela Vallina ha defendido este martes en Bruselas el sistema de subasta de medicamentos que se aplica en Andalucía, durante un debate en la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo que ha terminado con el cierre de la petición presentada por el Foro Andaluz de Pacientes y la Asociación de Farmacéuticos de Andalucía que, asesorados por el Partido Popular, pretendían que la Comisión Europea instara al Gobierno andaluz a poner fin a esta práctica.

“Desde Izquierda Unida queremos defender este sistema y, de hecho, ojalá que se generalizara y que el Gobierno central aplicara unas políticas similares sacando a subasta los medicamentos, porque eso permitiría obtenerlos a mejor precio y daría la Administración un mayor margen de maniobra a la hora de negociar con la industria farmacéutica”, ha dicho Vallina durante su intervención.

No sólo esto, ha añadido, sino que “es que veríamos con muy buenos ojos que fuera la propia Comisión Europea la que recomendara a los Estados miembros” aplicar este sistema de subastas.

La eurodiputada ha recordado que “hay tres sentencias del Tribunal Constitucional a favor de la subasta” y que “tal y como ha explicado la Comisión Europea, no tiene competencia de ningún tipo sobre este asunto y además no ha detectado ningún tipo de irregularidad”, por lo tanto, “creemos que este tema debe quedar zanjado”.

Los eurodiputados del PP han tratado de desviar el debate para vender la idea de que en Andalucía hay desabastecimiento de medicinas, argumento que Vallina ha rebatido explicando que el problema de fondo son “las personas que no tienen dinero para pagarse sus medicamentos”.

“Yo no he visto a personas pensionistas darse la vuelta en una farmacia porque faltara un medicamento, pero sí porque no tienen dinero para pagarlos. Nosotros estamos aquí para trabajar para la ciudadanía y no para las farmacéuticas”, ha cerrado.