IU y UGT refuerzan su agenda conjunta para que los derechos sociales y laborales centren el debate político en Andalucía

IU Andalucía ha iniciado hoy con la dirección de UGT Andalucía la ronda de encuentro que ha programado su dirección con un amplio abanico organizaciones sociales, sindicales y políticas de Andalucía. En la mañana de hoy, las dirección de ambas organizaciones, encabezas por el secretario general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, y la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, han mantenido una reunión de trabajo con el propósito de la fuerza de izquierda de presentar a UGT su propuesta “"para una Andalucía que sea el centro del debate político y del debate social".

Maíllo ha asegurado que “Andalucía reivindica siempre debate en el plano social” y, en ese sentido, ha recordado que “IU está lanzando una ofensiva de encuentros en los que queremos presentar nuestras propuestas y nuestro diagnóstico en el que Andalucía tiene que volver a ser el centro del debate político”. “Si se habla de Andalucía se hablará de debate social”, ha incidido.

Maíllo ha destacado y agradecido públicamente a Castilla "el impulso de UGT Andalucía al debate de renta mínima" y ha lamentado que el Gobierno andaluz no haya tenido "las misma altura de mira". Además, ha destacado el trabajo desarrollado por UGT en la defensa de cláusulas sociales en la contratación de la administración pública.

Para IU Andalucía es la administración pública quien "tiene que aplicar un modelo ejemplar en la contratación" y así, insiste Maíllo, "liderar" el proceso de recuperación de un empleo digno y de lucha contra la precariedad laboral. En este sentido, el coordinador general de IU Andalucía ha señalado como fundamental "sustituir el factor precio como elemento más sustantivo y relevante  por otros parámetros de carácter social: mayores de 45 años, mujeres o discapacitados, entre otros".

Por su parte, la secretaria general de UGT Andalucía ha lamentado la continuidad de retos "ya marcados años anteriores" pero "desgraciadamente, lamenta, el gobierno no quiere escuchar a los agentes sindicales que somos los que entendemos de empleo y políticas sociales".

Según ha asegurado Maíllo, IU Andalucía y UGT coinciden en apuntar al 28F como fecha de reivindicación y conciencia del poder andaluz y al 8 de Marzo como "revolución feminista que no puede parar" ya que, según este, "va calando de forma hegemónica en todos los espacios sociales".