Maíllo acusa a Díaz de permitir que Clínicas Pascual obtenga un beneficio ilícito de 164 millones de euros a costa de los andaluces

El portavoz parlamentario de IU Andalucía asegura que la defensa de los servicios públicos de la presidenta “es un fraude”

El portavoz parlamentario de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha asegurado hoy que la defensa de los servicios públicos de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, “es un fraude” y le ha reprochado que “cuando hablamos de los servicios públicos hay que hacerlo con coherencia y usted no la tiene”. En este sentido, Maíllo ha apuntado a la renovación del concierto entre la Junta de Andalucía con clínicas Pascual, tras una denuncia de la propia Junta a la empresa y que se saldó con una resolución del Consejo de Defensa de la Competencia que arrojaba 164 millones de euros de beneficio ilícito por parte de Pascual. El portavoz parlamentario de IU ha afirmado a la presidenta que con este dinero podrían haberse construido tres hospitales que evitarían estos conciertos y le ha pedido que “se aplique el cuento” si de verdad cree que aquellos que ceden antes los intereses de las entidades privadas son “enemigos de la sanidad”.

Durante la sesión de control a la presidenta de la Junta, Maíllo ha pedido a Susana Díaz que lleve a cabo una planificación real que permita evitar los conciertos con entidades privadas en los servicios públicos, ya que ha día de hoy “no hay hay cobertura sanitaria pública total”.

Para Maíllo, los servicios públicos son una cosmovisión vinculada a  la igualdad por lo que “no son sólo su titularidad, si no también valores”. Por eso, ha dicho Maíllo, la sanidad pública “no es llegar a un hospital y estar pensando en la caja registradora cuando se atiende a la educación, ni que quienes están en la seguridad social tengan que irse para abreviar tiempo de espera para una consulta, una prueba o una intervención a clínicas privadas, ni aquella que se gestiona en forma de monopolio en algunas zonas de Andalucía”.

En relación al concierto con Pascual, Maíllo ha lamentado que “260.000 andaluces, principalmente en Cádiz, están sometidos a un régimen de monopolio de una empresa privada” y ha criticado que la Junta de Andalucía haya firmado un nuevo concierto con quien ha obtenido 164 millones de euros ilícitos, aprovechándose de una situación de abuso de posición, de un abuso de facturas que estaban fuera de convenio y de un chantaje a la Junta para concertar si se ampliaba determinados servicios complementarios”. Esto, según Maíllo, “si que es red clientelar y lo demás son tonterías”.

En la misma línea, el portavoz parlamentario de IU ha apuntado a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) en relación a los centros educativos que segregan por sexo y ha criticado que Díaz se lamente cuando “no han ustedes no han construído ni un colegio ni han ampliado aulas para evitar esos conciertos”.

En última instancia, Maíllo ha pedido a la presidenta de la Junta que aprenda de los errores y haga autocrítica y ha asegurado que “Andalucía no es esto, ni la publicidad institucional diciendo lo maravilloso que es todo, Andalucía es cuidado, es cura, es educación y ustedes lo están dilapidando”.