Maíllo apunta que Susana Díaz “precariza” a sus trabajadores y pide una solución inmediata para las monitoras escolares

El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha recriminado hoy a la Junta de Andalucía la “pobreza laboral” a la que somete a las monitoras escolares. Según Maíllo, este colectivo, contratado directamente por la Junta de Andalucía, es cesado una vez finalizado el curso “para no cobrar julio y agosto y volver a ser contratados en septiembre, en condiciones precarias, por 8, 12 ó 20 horas semanales con salarios que no llegan ni a los mínimos vitales".

Presente hoy en la concentración organizada hoy por este colectivo a las puertas del palacio de San Telmo, Maíllo ha asegurado que “sin las monitoras escolares es imposible desarrollar la gestión administrativa de los colegios andaluces", por lo que ha exigido al gobierno de Díaz que aporte soluciones a la "precariedad" que sufren y evite la "dualidad" en las condiciones de los trabajadores del sistema educativo. En este sentido, el coordinador general de IU Andalucía ha criticado al ejecutivo de Díaz "por autoreconocerse feminista e igualitaria al tiempo que mantiene en precario  y sin vías de diálogo a este colectivo”.

Para Maíllo, todo estos hechos derivan de la nueva alianza contra la educación pública que establecieron PSOE, PP y Ciudadanos "oponiéndose" a la tramitación de la proposición de ley de IU y Podemos en la que se pedía destinar, como mínimo, el  5% del PIB a inversión en educación pública. Así mismo, Maíllo ha anunciado que IU ha solicitado la comparecencia de la consejera de educación para que en comisión parlamentaria se vuelva abordar el debate de las monitoras escolares "hasta encontrar una solución digna".

El también portavoz de IU en el Parlamento andaluz ha reincidido en la necesidad de resolver este conflicto, que atañe a un colectivo que ha consolidando su actividad incorporándose "al proceso de administración pública en igualdad de condiciones que el profesorado interino docente". En esta línea, Maíllo ha exigido que la Junta "impugne" su propio discurso propagandístico y resuelva "de una vez por todas" la precariedad "absoluta" que padecen.

Por su parte, Rocío Camacho, delegada de CCOO en Andalucía, ha denunciado las condiciones "desiguales y precarias" de este colectivo, "el único" del sistema educativo andaluz que debe irse al paro desde junio a septiembre. Camacho ha asegurado que “no queremos ser personal discontinuo de la Junta de Andalucía con contratos precarios durante los diez meses que dura el curso escolar y cobrando muchos compañeros menos del salario mínimo interprofesional", por lo que ha pedido la normalización de sus jornadas, para además no hacer menoscabo a los centros públicos.