Maíllo destaca la cohesión interna de IU y marca como prioridad reabrir el debate social para reclamar derechos de las clases populares

“Gran cohesión de la organización y un nuevo equipo de dirección joven y trabajador” son los elementos destacados por el Coordinador General IU Andalucía en la primera Coordinadora Andaluza celebrada tras la Asamblea de IU. Antonio Maíllo define como objetivo en esta nueva etapa organizativa desarrollar estrategias políticas “útiles” a las clases populares de Andalucía víctimas de la crisis.

Ante este momento de discursos de territorialidad y banderas, Izquierda Unida Andalucía se marca el reto de reabrir “el debate social”: el debate de políticas de recortes, pérdida de derechos fundamentales, desempleo, inserción social y pobreza. ”Estas serán las prioridades y planteamientos de IU Andalucía”, señala.

Maíllo ha tratado en su informe de coyuntura “el problema de Estado de Cataluña porque nos afecta a todos los españoles”. En este sentido, establece la fecha del 4D como momento idóneo para reivindicar el papel que tiene que adoptar Andalucía en el encaje del modelo territorial que IU defiende, “una España federal”.

IU reitera que el encarcelamiento de los miembros de la Generalitat “atiza el fuego de un conflicto que necesita calma y tranquilidad”. No estamos de acuerdo ni con la DUI ni con la aplicación del 155, que “sólo contribuye a romper las vías de diálogo”.

Desde IU proponemos una España federal en el que cada comunidad “decida si quiere estar, se sienta cómoda y ayude arbitrar medidas que nos ayuden a salir de la crisis” porque -finaliza- en el debate federal se acompaña un modelo de financiación determinante para el mantenimiento de los servicios públicos, políticas de reindustrialización, y, entre otras, la reactivación financiera de la sanidad y educación pública.