Maíllo: “Esta movilización masiva y desbordante representa a la Andalucía que no se resigna”

IU se vuelca con la manifestación del 28F

Los coordinadores de IU e IU Andalucía, Alberto Garzón y Antonio Maíllo han participado este domingo en la manifestación convocada por las Marchas de la Dignidad con motivo del día de Andalucía. Una manifestación que, en palabras de Antonio Maíllo ha sido “masiva y desbordante” y que “representa a la Andalucía que no se resigna”.

Maíllo ha expresado la satisfacción de IU “por la participación unitaria de colectivos y mareas que representa a los andaluces víctimas de las políticas de recortes y del neoliberalismo”. Entre ellos, Izquierda Unida que ha participado, un año más, con su militancia “volcada” en la celebración del 28F en la calle.

IU reivindica "una Andalucía en pie de igualdad en defensa del principal problema de los andaluces que es el desempleo y deterioro de servicios públicos”. El coordinador de IU Andalucía ha recordado el 28F con hilo conductor con el 4 de diciembre, “hito clave en la conquista de derechos de Andalucía”. Pero para el coordinador andaluz, “37 años después, Andalucía tiene que acabar con la dependencia del resto del estado y de la UE", asegurando que esta dependencia "se puede superar con el cambio del modelo productivo".

Para Maíllo, el 28F en la calle “expresa las demandas del pueblo trabajador que sufre la crisis y que está desamparado por el gobierno de la Junta, obnubilado con el juego de tronos de Madrid".

Por su parte, el coordinador general y diputado de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha defendido que la manifestación "no es meramente de identidad andalucista” sino que “es de reivindicación nacional”. “Hay motivos suficientes -insiste Garzón- para salir a la calle y reivindicar derechos y una forma distinta de vivir”.

"Andalucía, libre de caciques"

Garzón se ha referido a “la complacencia de los gobiernos de Díaz y Rajoy cuando se han conocido los beneficios extraordinarios de las empresas energética a la vez que sube el recibo de la luz”. “Andalucía y España pasa frío y hambre cuando es posible la nacionalización de empresas que acaben con las privatizaciones”.

IU reconoce que se trata de “una batalla política que se puede evitar”  y por ello Garzón insiste en que su formación “sale a la calle para decir que quiere una Andalucía libre de caciques, clientelismo y privatizaciones”.