Maíllo y Garzón participan mañana en la manifestación del 28F: “La Andalucía que no se resigna”

La militancia de IU “se volcará como siempre” en la convocatoria unitaria de las Marchas de la Dignidad

Los coordinadores de Izquierda Unida e IU Andalucía, Alberto Garzón y Antonio Maíllo participarán mañana en la manifestación convocada con motivo del Día de Andalucía en Sevilla porque, para IU, el 28 de febrero “no es una jornada de fiesta y nunca para nosotros lo ha sido” por lo que “llaman a una jornada de lucha” en una comunidad “asolada por el paro y los recortes en sanidad y educación”. 

En un comunicado, el coordinador de IU Andalucía, Antonio Maíllo recuerda que “durante años ha mantenido la llama de la reivindicación” con amplias movilizaciones en el día de Andalucía, un día “que se ganó en la calle”. Por ello, desde IU se celebra que este 28F por fin sea una jornada unitaria, en el marco de las Marchas de la Dignidad.

Maíllo asegura que la militancia de la formación “se volcará, como siempre” en esta manifestación y por ello se prevé medio centenar de autobuses llegados desde todas las provincias de Andalucía porque, según explica, “hay una Andalucía que nunca se ha resignado a este estado de cosas”. “Hay una Andalucía que no ha dejado de luchar y sigue haciéndolo, la Andalucía que se ha organizado sin concesiones y ha tejido y teje redes de lucha, de movilización y de reivindicación”, afirma Maíllo. 

El coordinador de IU Andalucía apela a una manifestación por la “hegemonía en la defensa del modelo público de servicios, sanidad y educación principalmente” frente a “los discursos defensivos – y ofensivos a la inteligencia colectiva – de una Junta de Andalucía y de un PSOE que acusa, a quienes se manifiestan por la sanidad y la educación, de hacerles el juego a quienes están interesados en la privatización”. 

Maíllo llama a participar mañana a quienes “han llenado y llenan las calles contra los recortes y la precariedad, a quienes han tomado conciencia desde el sufrimiento individual o grupal y lo convierten en instrumento de lucha organizada”. “Debemos visualizar a la Andalucía que reivindica pan, trabajo, techo y dignidad como espejo que desmonta a la otra Andalucía resignada”, concluye.