Maíllo insiste en “la equidad, la solidaridad y la progresividad en el ámbito fiscal” para salvaguardar los servicios públicos

El portavoz parlamentario de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha insistido en la mañana de hoy en los principios de equidad, solidaridad y progresividad en el ámbito fiscal como principales asientos de la garantización de “una adecuada dotación de los servicios públicos". En este sentido, en el marco del Foro de Alcaldías de IU Andalucía celebrado en la mañana de hoy, Maíllo ha señalado que es prioritario para IU que "los ayuntamientos asuman las competencias locales en todas sus desarrollo e integridad"

En declaraciones a los medios de comunicación, tras presentar a  alcaldes y alcaldesas de IU el acuerdo sobre modelo de financiación que han alcanzado IU, Podemos y PSOE en el Parlamento de Andalucía, Maíllo ha explicado la apuesta de IU por abordar en primer lugar el coste de los servicios y así garantizar el desarrollo de las competencias autonómicas, con el propósito de salvaguardar la educación, sanidad y servicios sociales.  

Maíllo, a pesar de reconocer las posibles dificultades con C´s y PP para llegar acuerdos por "plantear el principio de limitaciones de gasto en vez del concepto de suficiencia", ha reiterado elñ trabajo de IU en el seno del Parlamento por una "propuesta audaz y atrevida que no desnaturalice nuestras pretensiones". Según Maíllo, “Andalucía debe tener reconocida su población y garantizar la cobertura de servicios y todas las propuestas a favor de la equidad y determinación de costes de servicios contarán con el apoyo de IU”.

El portavoz parlamentario de IU Andalucía ha recordado que entre las propuestas de su grupo parlamentario se encuentra la eliminación del principio de ordinalidad, ya que “es un freno a la equidad e igualdad entre comunidades”. En esta línea, Maíllo ha propuesto que se aborde un "mecanismo de compensación" que armonice un aumento de corresponsabilidad fiscal por autonomías sin que suponga "menoscabos" a las comunidades con menos capacidad recaudatoria, con el fin de evitar "desigualdades".