Maíllo: “IU es garantía del mantenimiento de la sanidad y la educación”

Andalucía no cumplirá con la tasa de reposición del 10% ni habrá aumento de la ratio escolar: “maestra que se jubile, maestra que se sustituye”

El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo ha realizado diversas valoraciones sobre el debate parlamentario de los Presupuestos de la Junta para 2014. En primer lugar, Maíllo ha planteado que éste “no es un mero trámite”, debiendo contar con las organizaciones sociales y sindicales, “a las que hay que escuchar” para poder completar el encaje de “los presupuestos más complicados que se recuerdan” tras el recorte efectuado por el gobierno central de Mariano Rajoy.

En este escenario, Maíllo plantea que “IU es la garantía del mantenimiento de los servicios públicos, vinculado al empleo, especialmente en la sanidad y la educación”, recordando que la Junta no va a aumentar la ratio escolar y que la dotación presupuestaria para personal reflejada en el presupuesto tras la presión de IU, permite sustituir las jubilaciones y las bajas, al no aplicar la tasa del 10% de reposición. “Esto demuestra que no somos brazos ejecutores de las políticas que impone el PP desde el gobierno central”, enfatizó el coordinador andaluz.

Desde IU se reconoce que “no es el mejor presupuesto”, pero se considera que “sí es el más justo”, destacando la principal diferencia respecto del resto de Comunidades: “ni se privatiza ni se despide masivamente” y recordando que entre Madrid y Castilla-La Mancha se ha despedido ya a 95.100 empleados públicos.

Políticas de empleo y apoyo a las PYMES

Maíllo ha destacado las políticas activas de empleo y en concreto las ayudas a las PYMES de comercio, industria y artesanía, dotadas con 158 millones. Además instó a la Junta a que exija al Gobierno central la puesta en marcha de un plan de empleo extraordinario “ante la insoportable situación del desempleo” y una mayor aportación estatal al PFEA “que de soporte al tejido rural para resistir la crisis”.

Envolvente política: banca pública, banco de tierras, fiscalidad y reestructuración del sector público

En otra línea, el coordinador andaluz ha reivindicado que el Presupuesto tiene una “envolvente política” además de la económica, situando dos elementos claves del “nuevo modelo productivo andaluz”, de los que éste contiene “indicios”: la partida destinada a la creación del banco público de tierras y el compromiso de IU y PSOE para asumir las conclusiones del grupo de trabajo sobre la banca pública y que estas tengan traducción presupuestaria a lo largo de 2014. En el mismo plano, Maíllo situó la “creación inminente” del grupo para la restructuración del sector público, recordando que no se actuará de manera lineal si no “empresa a empresa, consorcio a consorcio para ajustar y mejorar el servicio a las necesidades del  momento actual”.

“El PP tiene una estrategia de bloqueo de las políticas de resistencia a la crisis”

Maíllo se ha referido a dos cuestiones de actualidad que considera parte de “la estrategia del PP para impedir las políticas de resistencia”. Por un lado se ha referido a la suspensión de las Comisión de Hacienda, calificando la maniobra del PP como “un truco de poco vuelo” para “evitar el debate y provocar ruido”, lo que a su entender “da muestra de su descabezamiento político”. Además ha planteado que la  Autoridad Fiscal independiente, cuya creación está siendo debatida en el Senado pretende ser “nuestro particular escuadrón de hombres de negro”, cuya función sería “controlar la política de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas para impedir las políticas alternativas a las que intentan imponer el PP y la Troika”. “Andalucía resistirá ante esta supuesta neutralidad y tecnocracia”, recalcó Maíllo

Por último Maíllo ha calificado como “fraude” los anuncios de recuperación económica realizados durante los últimos días: “será del IBEX 35 y de los grandes bancos, pero no de la mayoría”, señalando que “no hay recuperación económica si no hay recuperación del empleo” e insistiendo en que las políticas de austeridad concretadas en la reforma del artículo 135 de la Constitución y en el límite del déficit “no resuelven el problema, si no que lo agravan”.