Maíllo llama a construir la alternativa al conflicto catalán con una propuesta republicana y federal que favorezca el encaje de todos los pueblos del Estado

Asamblea de cargos públicos por la Fraternidad, la Convivencia y las Libertades

El coordinador de IU Andalucía llama a ser “parte de la solución” y apela a tender puentes frente al bloque reaccionario que conforman PP, Cs y PSOE andaluz, que reprimen, consolidan desigualdades y construyen fronteras emocionales entre los territorios de España

 El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha llamado hoy a “ser parte de la solución” y a construir en España y Andalucía la alternativa que posibilite una salida democrática al problema catalán, que favorezca el encaje de todos los pueblos del Estado en un modelo republicano y federal en la “que todos los pueblos se sientan cómodos”.

 En su intervención en representación de IU Andalucía en la Asamblea de cargos públicos por la Fraternidad, la Convivencia y las Libertades que se celebra hoy en Zaragoza, Antonio Maíllo ha alertado del riesgo que supone la acción del bloque centralista conformado por el PP, Ciudadanos y también el PSOE andaluz con Susana Díaz al frente. Un bloque, ha dicho, que “reprime, consolida desigualdades y construye fronteras emocionales” y frente al que hay que “tender puentes”.

 Por ello, Maíllo ha asegurado que el PSOE federal “debe decidir si quiere incorporarse al bloque centralista y reaccionario de PP y Cs; o al bloque en defensa de las libertades democráticas” y ha apelado a la pluralidad de organizaciones que se han dado cita para decir que “tenemos la responsabilidad histórica” de construir la alternativa que “eche al PP y a toda la élite corrupta que nos gobiernan” y que “construyamos un gobierno de esperanza, de encuentro, capaz de tender puentes y que articule las medidas necesarias para un referéndum pactado”.

Maíllo ha querido trasmitir un “abrazo” al pueblo catalán desde una Andalucía que se preparara para celebrar el 40 aniversario del 4 de Diciembre en la que se dieron lugar “manifestaciones masivas” que sacaron a la calle a dos millones de andaluces, en una Andalucía que en el año 1977 contaba con seis millones de habitantes. “Un tercio de andaluzas y andaluces salieron a la calle para reivindicar ‘libertad, amnistía y Estatuto de Autonomía’”. Gracias a ello, ha dicho Maíllo, Andalucía se igualó a las comunidades históricas cuyos estatutos se aprobaron antes del golpe fascista de 1936.

Maíllo ha recordado que se celebró un 4 de diciembre porque ”era el hilo que unía al 4 de diciembre de 1868 en el que el pueblo de Cádiz se levantó para reivindicar la república federal”. “Nos une el hilo republicano y federal, el hilo del encuentro”.

“40 años después queremos encontrarnos en la calle frente a la construcción del centralismo, para tender puentes y reivindicar la república federal, en la que cada pueblo se sienta cómodo y decida lo que quiera ser”, ha concluido.