Maíllo propone blindar la "deuda histórica" de Junta con ayuntamientos y ampliar el Plan de cooperación municipal

Acusa a Susana Díaz de no creer en la autonomía local y de prácticas clientelistas

Antonio Maíllo, portavoz parlamentario de IU Andalucía, ha interpelado a la presidenta de la Junta sobre la congelación de la financiación local a través de la Patrica, que es la Ley aprobada en 2011 que regula la participación de las entidades locales en los tributos de la Comunidad Autónoma de Andalucía y en la que se establece que los recursos que constituyen la dotación global del Fondo se irán incorporando progresivamente al mismo.

El fondo inicial de 420 millones de euros se elevó en 60 millones en el ejercicio de 2012 elevándose así a 480 millones y, "desde entonces permanece congelado", ha recordado Maíllo. En los años de cogobierno IU-PSOE, a pesar de la reducción del presupuesto, "y la intención del PSOE de cepillársela", IU exigió mantenerlos 480 millones "como fondos incondicionados en un contexto demencial".

"Los Ayuntamientos andaluces - explica- han soportado la pérdida por el incumplimiento claro de esta ley un total de 420 millones hasta 2016 que, serán  540 millones tras aprobarse el proyecto de  presupuestos de 2017 formulado y cuando se apruebe el presupuesto de 2018, tal y como está redactado, la deuda alcanzaría los 660 millones de euros".

Para IU Andalucía, "este incumplimiento” de la Ley aprobada en el Parlamento en el año 2011 en orden a lo previsto en el Estatuto de Autonomía de Andalucía se ha convertido en “una verdadera deuda histórica". Así, Maíllo ha criticado que el "esfuerzo" de la Junta para pagar la Patrica en 2014 era del 1´85% de los ingresos no financieros y en 2018 este esfuerzo se reduce al 1´61%. No se ha congelado sino que ha disminuido considerablemente, insiste, "mientras los ingresos no financieros, han aumentado en un 16´85% desde el 2014 la PATRICA seguirá congelada si no se modifica el proyecto de presupuestos para 2018".

“Los que defendemos la autonomía política somos defensores de un modelo descentralizado" y por ello, Izquierda Unida le ha pedido a Díaz "voluntad para llegar a un acuerdo" y ha propuesto presentar dos enmiendas a los presupuestos: Primero, que se reconozca la deuda histórica a los ayuntamientos y los 660 millones de lo no transferido por incumplimiento de la ley en 2018. En segundo lugar, que los 120 millones que faltan de fondos incondicionados para cumplir con la Ley de Financiación Local, se añadan al  Fondo de Cooperación Municipal para crear empleo "que fortalezca los ayuntamientos” y “sin cebar el clientelismo", alerta el portavoz de IU.