Maíllo quiere una Ley de Agricultura para que el valor del aceite se quede en Andalucía

Entre las cinco primeras medidas de Gobierno comprometidas por IU 

“El valor añadido de la producción del aceite se tiene que quedar aquí”. El candidato a presidir la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo ha culminado su jornada en Jaén con un gran acto en el que ha afirmado que “es inaceptable que produzcamos, envasemos, exportemos y venga un fondo buitre lo lleva fuera lo etiquete y se quede con nuestro valor añadido”.

Maíllo afirmó que la Ley de Agricultura, una de las cinco primeras medidas que tomará IU desde el gobierno andaluz, tendrá entre sus objetivos “proteger al pequeño productor frente a los abusos grandes distribuidoras” y “potenciar el papel de las mujeres en la agricultura. Somos un proyecto de igualdad”. 

“El resultado es que siendo el mayor productor de aceite mundial y teniendo la mejor calidad, actualmente el aceite italiano se paga hasta un 85 por ciento más caro”, ha explicado Antonio Maíllo en un acto celebrado en el Palacio de Congresos de la capital jienense, al que han asistido más de 600 personas y en el que  ha estado acompañado por Alberto Garzón. 

Maíllo ha dicho que “es injustificable que 34 años después de conquistar la autonomía política, el Gobierno andaluz no haya creado mecanismos eficaces para el ordenamiento de la cadena de valor en el aceite” y frente a ello, para Maíllo su proyecto político “tiene el programa, la experiencia, el arraigo, y sobre todo la ilusión de gobernar la agricultura y nuestra alimentación en Andalucía”.

Empleo en el olivar

Del olivar dependen más de 300 municipios en Andalucía, donde se generan 120 mil empleos fijos. Por esta razón el candidato a la Presidencia ha recordado que “es inasumible que el olivar esté lastrado por el desequilibrio en el poder negociador con la gran distribución al tiempo que sufre continuas prácticas comerciales abusivas”.

La propuesta de IU es “ofrece mecanismos de gestión pública automáticos que eviten fluctuaciones interesadas en los precios, defiende la calidad como pilar clave en el sector y considera imprescindible la veracidad en el etiquetado para evitar el fraude en la información al consumidor”.