La Ejecutiva de IULV-CA marca el calendario andaluz ante la XI Asamblea Federal

Apuesta por abrir IU a sectores que se sienten identificados por "un bloque alternativo y republicano"

 

(EUROPA PRESS)

 El coordinador general y portavoz parlamentario de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha reivindicado este viernes ante la Ejecutiva federal del partido la movilización como elemento estratégico de la izquierda, a la par que se ha fijado el calendario de IULV-CA para la fase andaluza de la XI Asamblea Federal, que se celebrará el 4 y 5 de junio.

En una intervención abierta ante la Ejecutiva del partido, Maíllo, que se ha incorporado este viernes a la actividad política tras permanecer tres meses de baja después de que le detectaran un cáncer de estómago que ya le han extirpado, ha comenzando su comparecencia relatando su experiencia y agradeciendo a sus compañeros "el apoyo emocional" que le han trasladado.

"Habéis hecho una campaña extraordinaria por el 20D en un momento muy complicado", ha subrayado Maíllo, quien ha explicado que ahora compatibilizará, en medida de lo posible, su actividad política con el tratamiento de quimioterapia que empezará a recibir la próxima semana.

 Ha dado cuenta al órgano andaluz de los acuerdos alcanzados por el Consejo Político federal, cuando se aprobaron una suerte de documentos "que van a servir para el debate para XI Asamblea Federal".

 Así, IU-CA fija su calendario, merced de este encuentro, celebrando asambleas provinciales entre el 7 y 8 de mayo, y la XX Asamblea Andaluza el día 14 del mismo mes, mientras que con antelación, entre el 13 de abril y el 4 de mayo, se celebrarán las asambleas locales.

 "La XI Asamblea Federal nos propone abrir el debate y el proceso de decisión de cómo hacer realidad la herramienta de trabajo que necesitamos para combatir la segunda transición que nos quieren imponer el cierre la crisis del régimen para abrir un nuevo periodo de domino del capital", ha indicado.

 Así, defiende que para contrarrestar "esta tentación", IU-CA debe elaborar un diagnóstico de la realidad del país, de la izquierda y de la organización, movilizarla y situarla en el conflicto, y "tensionar" al conjunto de la organización, así como fortalecer vínculos con el entorno.

 Y es que, Maíllo ha incidido en que "vivimos momentos de excepción" marcado por las altas tasas de paro o pobreza, una "indecencia" frente a la que aboga por "seguir proclamando que una salida social, justa e igualitaria de la crisis no puede venir de un sistema que normaliza la corrupción, empeora las condiciones de vida de la mayoría social y diluye la soberanía con políticas de intervención de la troika".

Desde Andalucía, "nos situamos frente al intento de recomposición del bipartidismo mediante una suerte de reforma constitucional en nuestra apuesta por un pacto por la ruptura democrática", para lo que es "imprescindible", ha dicho, "reformar el objetivo político y abrir el partido a sectores que se sienten identificados por un bloque alternativo y republicano".

IU-CA plantea una movilización de la unidad popular, "no entendida como la unión de siglas de partidos, sino de confluencias en lo concreto" y sin abandonar la movilización como elemento estratégico. "Se trata vincular el discurso de la ruptura democrática con una acción política coherente", ha agregado.

"SUSANA DÍAZ HA BASTARDEADO EL 28F"

Maíllo ha defendido la necesidad de construir un nuevo ciclo de movilizaciones, relatando las situaciones que atraviesan empresas como Limasa, Extruperfil o Abengoa, para defender, en este último caso, que "debe ser imprescindible para recibir ayudas de la administración pública, el mantenimiento plantilla y el respeto de la democracia dentro de la empresa".

De la misma manera, ha destacado el papel que ha jugado IU en este 28F "para seguir reivindicando el poder andaluz" cuando ha rechazado el "bastardeo" con el que el Gobierno de Susana Díaz, a su juicio, ha tratado este Día de Andalucía.

También ha hecho autocrítica en la acción de IU por el Día de la Mujer Trabajadora, una problemática que entiende que no se visualiza porque "las mujeres no están en las agenda de los partidos políticos, ni de los viejos ni de los emergentes", ha lamentado.

MÁS CALENDARIO

Así las cosas, Maíllo ha marcado como prioritarias, de manera conjunta a la agenda marcada para preparar la XI Asamblea Federal de IU, el 14 de abril, con movilizaciones por la República, el 1 de mayo, con manifestaciones por el Día de los Trabajadores, y el 28 de mayo, con las Marchas por la Dignidad. "IULV-CA asume la importancia de la construcción popular donde el cambio desde la izquierda vendrá por los más afectados por crisis", ha señalado.

Y es que, a su entender, "solo desde una política representativa es posible cambiar la actual situación" para lo que es necesario alcanzar espacios unitarios y reivindicar la movilización, "ser más movimiento que partido".

De todo este calendario, sujeto a un posible adelanto electoral si se produjera, a la XI Asamblea Federal aunque también tiene tintes andaluces, "debe salir un debate honesto y transparente" y con la reivindicación de la legitimdad de las propuestas de IU, ha zanjado el líder andaluz en su vuelta a la rutina política andaluza.