Nieto asegura que la Junta tiene conocimiento de graves irregularidades de la UCA-UCE y pide a la Consejera que "no juegue a dar largas"

Asegura que varias de estas irregularidades fueron denunciadas a la Dirección General de Consumo hace más de un año

La Consejera de Salud afirma "que tomarán las medidas oportunas" si se demuestran estas informaciones

La portavoz adjunta del grupo parlamentario de IU Andalucía Inmaculada Nieto ha evidenciado hoy en la primera sesión plenaria del año que la Junta de Andalucía y, en concreto, la Dirección General de Consumo, tiene conocimiento de graves irregularidades de la UCA-UCE y ha pedido a la Consejera de Salud, Marina Álvarez, que "actué con responsabilidad y no juegue a dar largas". Nieta, que ha preguntado a Álvarez si va a seguir permitiendo que "este negocio disfrazado de asociación de usuarios continúe formando parte del registro de asociaciones de consumidores, como lo permitió durante años con Ausbanc?", ha indicado que estas irregularidades no son sólo los pagos que durante años UCA-UCE ha recibido en secreto de empresas como Movistar, Altadis y Caixabank destapadas por el diario Infolibre.

Nieto ha asegurado que "de entre todas las cosas que puede alegar, la única que no puede alegar es su desconocimiento sobre su proceder irregular y gravísimo" y, en este sentido, Álvarez, que en un primer momento había afirmado que la Dirección de Consumo no dispone de denuncia formal y que la "única información que tenemos es la publicada por Infolibre", ha indicado que "sí que tenemos conocimiento y estamos actuando". De hecho, según Nieto, Consumo cuenta con denuncias desde hace más de un año sobre este asunto.

La portavoz adjunta de IU Andalucía ha recordado que el presidente de la Unión de Consumidores de Andalucía, Juan Moreno Rodríguez, fue secretario general de la Juventudes Socialistas de Andalucía, y ha reclamado a la Consejera que "basta ya de favoritismos partidistas". Además, Nieto ha hecho referencia a la denuncia de un ex jefe de servicio, conocida esta semana, por ser cesado por la entonces directora general de Consumo y ahora alcaldesa de Montoro, Ana Romero, por negarse a inflarle las subvenciones a UCA-UCE.

Nieto ha indicado además que la UCA-UCE no cuenta con asociaciones en las ocho provincias, como obliga la ley para que puedan estar en los órganos consultivos y ha recriminado a la Dirección General de Consumo que siga "subvencionando" a estas asociaciones provinciales "sin fiscalizar sin son los que dicen ser y pagando miles de euros en dietas que van a parar directamente al bolsillo de sus directivos".

Por su parte, Álvarez se ha limitado a declarar que la Junta está "actuando de forma responsable" y si efectivamente se demuestra que estas informaciones son ciertas "se tomarán las medidas oportunas". Esto supondría que la UCA-UCE perdería durante un período de 5 años su condición de asociación de personas consumidoras y usuarias con la suspensión de su inscripción en el registro, lo que conllevaría a la pérdida de los beneficios consiguientes como asociación, como ser beneficiara de subvenciones o formar parte del Consejo de Personas Consumidoras y Usuarias de Andalucía, del Consejo Andaluz de Consumo y de los consejos provinciales de consumo.