El Parlamento debatirá la reforma de la Cámara de Cuentas que propone IU

Cortés asegura que la ley “impedirá” que “se bloquee” la renovación del ente fiscalizador que debe darse en noviembre de este año

Casi dos años después de que IU registrara por primera vez su proposición de ley para reformar la Ley de la Cámara de Cuentas, hoy ha sido elevada al orden del día por la Junta de Portavoces y será materia a debatir – y en su caso, tomada en consideración para su trámite - en el próximo Pleno del mes de abril. Es la tercera vez que IU plantea este texto en la presente legislatura. La primera vez que fue registrado en el Parlamento fue desestimado por la Mesa de la Cámara por los votos en contra de los miembros de PSOE y Ciudadanos por lo que no pudo ser debatido para su consideración en el Pleno.

En rueda de prensa en sede parlamentaria, la portavoz adjunta de IU Andalucía, Elena Cortés, comenzaba su comparecencia expresando que la presentación de la Proposición de Ley para la reforma de la Cámara de Cuentas “no es una novedad” para Izquierda Unida, ya que esta modificación proviene de la legislatura anterior cuando IU formaba parte del Gobierno de la Junta, pero no pudo sacarse adelante por el adelanto electoral que propició Susana Díaz.

Cortés ha realizado un repaso a la historia de las modificaciones que se han producido en el órgano fiscalizador de la comunidad autónoma cuya creación se aprobó en febrero del año 1988 con la Ley actual que la regula. Hasta el día de hoy, la Ley de la Cámara de Cuentas ha contado con tres modificaciones desde su aprobación: la primera fue en el año 1996, siguiéndole otra en el año 2001, para que, diez años después, se modificara de nuevo en 2011. A pesar de las diferentes modificaciones, Cortés ha incidido en que siempre que se ha modificado la ley ha sido “por iniciativas de los grupos parlamentarios”, debido a que es un órgano de extracción parlamentaria que fiscaliza al gobierno y cabe respetar la división de poderes.

Cortés ha recordado que la proposición de IU Andalucía, se trata de la adaptación del reglamento de la Cámara de Cuentas a lo establecido por el Estatuto de Autonomía de 2007 en cuanto a que el órgano fiscalizador no es un órgano técnico como ha sido hasta ahora, sino que es un órgano de control externo que actúa por delegación del Parlamento y a la misma vez se trata de obligar a la Cámara de Cuentas a estar fiscalizada y sujeta a control externo.

La modificación de la ley contempla la ampliación del derecho subjetivo de actuación. Esto introduce la autonomía de la Cámara de Cuentas como una reglamentación que deberá ser apoyada por el Parlamento andaluz, amplía la observancia de la normativa ambiental, de equilibrio de género y de derechos de la infancia, y además moderniza el trabajo de la Cámara en tanto que pone el énfasis en la fiscalización de sistemas informáticos de gestión, de personal, de contratos, de tramitación y se introduce a quienes se financian mayoritariamente con fondos públicos aunque sean entidades privadas. Cortés ha destacado que con esta Ley, la Cámara de Cuentas puede elaborar dictámenes en materia de lucha contra la corrupción y también se le otorga la capacidad de “detención y prevención” de prácticas políticas corruptas y mala gestión administrativa.

La portavoz adjunta de IU Andalucía, ha señalado que los motivos por los que IU quiere modificar la Cámara de Cuentas son principalmente tres: la primera se basa en la adecuación de la capacidad fiscalizadora de la Cámara de Cuentas a la realidad que introdujo la LAJA (Ley de Administración de la Junta de Andalucía), y sus modificaciones del sector instrumental; en segundo lugar Cortés expuso que “hay una realidad de la administración electrónica” que también “necesita” tener su “encaje” con la modificación de la Ley de la Cámara de Cuentas; y por último y “más importante” se centra en la “exigibilidad de la rendición de cuentas” como derecho de la ciudadanía, ya que Cortés considera que “no es posible a estas alturas del S.XXI” la rendición de cuentas por parte de los Gobiernos fiscalizados por ducha Cámara “no sea una realidad”.

La parlamentaria de IU Andalucía ha querido destacar que esta modificación se impulsa también para que el examen de las cuentas generales “esté concluido” cuando el Gobierno remita al Parlamento el proyecto de Presupuestos del año anterior. En este sentido Cortés ha argumentado que existe un “desfase de dos años”, ya que en el próximo pleno se conocerán las cuentas de los presupuestos del año 2015, “cuando lo lógico” desde “el punto de vista de las transparencia” sería que “cuando el Gobierno remita el presupuesto de cuentas del año 2018, tengamos en el Parlamento las cuenta generales del año 2017”.

Cortés ha expuesto los cambios que esta ley produciría desde el punto de vista de la organización interna. Estos cambios pasan por la existencia de un “consejero mayor en lugar de un presidente de la Cámara”; creación de una comisión específica de relaciones entre la Cámara de Cuentas con el Parlamento de Andalucía; y garantizar el deber de colaboración a la rendición de cuentas de las entidades fiscalizadas, al que se puede llegar a la imposición de “multas coercitivas” a la persona o autoridad que “está obligada a la colaboración con la Cámara de Cuentas”.

En último lugar, Elena Cortés ha recordado que en noviembre de este año ha de producirse la renovación de los consejeros de la Cámara de Cuentas, y ha manifestado que con la entrada en vigor de la ley que propone IU se “impedirá” que el grupo parlamentario con mayoría en el Parlamento “bloquee la renovación de la Cámara de Cuentas”, ha concluido.