El Parlamento se posiciona a favor de incluir a las camareras de piso entre los grupos acogidos a la jubilación anticipada tras una PNL de IU

IU Andalucía enfrenta las macrocifras turísticas con las condiciones de precariedad de los trabajadores del sector

 

El Parlamento andaluz ha aprobado en la tarde de hoy una instancia al Consejo de Gobierno para que incorpore a las camareras de piso entre los grupos acogidos a la jubilación anticipada, a raíz de una PNL presentada por IU Andalucía. En esta, el grupo parlamentario de IU incluía varias propuestas contra la explotación laboral en el sector del turismo y la hostelería en Andalucía, aprobadas en su amplia mayoría por el resto de grupos.

 La encargada de defender la Propuesta No de Ley de IU Andalucía ha sido la portavoz de este grupo parlamentario en materia de turismo, Carmen Pérez, que ha apuntado que los profesionales del sector “sufren récord de precariedad laboral, de pobreza salarial, de externalizaciones indecentes e inmorales, bloque de la negociación colectiva sectorial y aumento de las cargas de trabajo y de la economía sumergida”.

La portavoz de IU Andalucía en materia de turismo ha expuesto que si bien desde el año 2008 el número de visitantes se ha incrementado en un 20%, el de pernoctaciones en un 23% y el del número de plazas en un 9%, el del empleo tan sólo lo ha hecho en un vergonzante 0,63%; lo cual significa que si bien la carga de trabajado se ha incrementado notablemente en los últimos 9 años, el número de trabajadores y trabajadoras que lo llevan a cabo sigue siendo similar, lo cual se traduce en la precarización inevitable de sus condiciones laborales.

Pérez ha asegurado que se habla mucho de “sensibilidad y apoyo, pero no hay nada en claro por parte del Gobierno andaluz” y ha incidido en que “si detrás de los planes aprobado no hay presupuesto” es imposible su cumplimiento.

En este sentido, la PNL de IU apunta a la aplicación de las reformas laborales del PSOE primero y del PP después, que han fomentado las desigualdades y la brecha salarial de la sociedad. Del mismo modo, Pérez ha apuntado al cumplimiento de lo establecido en el artículo 63 del Estatuto en materia de competencias de empleo, a fin de que se garantice un empleo estable y de calidad en el sector, “condicionando las órdenes de ayuda y líneas de subvenciones autonómicas, así como los fondos de inversión al cumplimiento de las empresas de los convenios del sector de la hostelería y a la no externalización de departamentos de hoteles”.

En esta Proposición No de Ley, IU pide que el Parlamento inste al Gobierno Central a derogar las dos reformas laborales, con el propósito de proteger las condiciones laborales no sólo de las camareras de pisos, sino de todos los grupos profesionales que sufren condiciones especiales de precariedad. Además, Maíllo ha recordado la situación de agravio que sufren las mujeres y ha recordado la importante brecha salarial existente.

Según Pérez, el turismo es un sector que incrementa sus cifras cada año, si bien estas no repercuten a favor de las condiciones laborales de las personas empleadas, y esta “precariedad transforma a sectores enteros como las camareras de los pisos y el resto de trabajadores y trabajadoras de la hostelería en trabajadoras y trabajadores pobres, condenados a trabajar sin descanso, sometidos a gran ansiedad y estrés, cumpliendo objetivos descabellados para no perder su puesto de trabajo”. Esto implica, ha incidido Pérez, en que se ven obligados a renunciar “a su vida y a su salud sólo para poder seguir trabajando”.

Entre los puntos aprobados destacan además la elaboración de un Decreto-ley para modificar la Ley 12/2007 de 26 de noviembre para la promoción de la igualdad de género en Andalucía para combatir la brecha salarial y la dotación de más recursos humanos y técnicos a la Inspección de Trabajo para garantizar que se cumplan las leyes laborales.