La lucha social

La lucha del movimiento por la vivienda digna ha sido clave para la puesta en marcha de medidas anti-desahucios y anti-especulación por parte de de la Consejería de Vivienda. 

Las acciones de presión a las entidades bancarias, la ILP por la dación en pago y los actos de desobediencia civil ante los lanzamientos han sido la señal de alarma ante el drama de los desahucios, visibilizando una realidad hasta entonces silenciada y sensibilizando al conjunto de la sociedad de su existencia.

Sin esa amplia conciencia y movilización social hubiera sido mucho más difícil lograr la aprobación de estas medidas por el Gobierno y el Parlamento.

IU llama al conjunto de las afectadas y afectadas a unirse al movimiento, a participar de él y a ser protagonista de la construcción de las soluciones a este problema colectivo generado por el sistema capitalista. Y lo hacemos porque somos conscientes de que los bancos y las inmobiliarias no cejarán en la lucha por mantener sus beneficios, aún a costa del sufrimiento de la mayoría, y que el PP y la Troika, su brazo político, usarán todo su poder para echar abajo la ley como hicieron con el decreto.

Sin movimiento social organizado y sin lucha no hay conquista ni avance. Con organización y con lucha: ¡SÍ SE PUEDE!