Denuncia que con el nuevo Decreto de Bachillerato se pierde una oportunidad para mejorar la calidad de la educación en Andalucía