• hace apenas unos meses mereció la reprobación pública, incluida la de la propia RTVA