• Casi un mes después de que el Gobierno andaluz se comprometiera subir el precio por hora en 1,6 euros